2018, el año de la consolidación de Vaca muerta

De LMNeuquén

Por Alejandro Monteiro / Ministro de Energía y Recursos Naturales de la Provincia 

 

Este 2018 culmina con la consolidación de Vaca Muerta como motor de desarrollo energético nacional. Esto es producto de los avances que hemos logrado juntos y trabajando en equipo entre los gobiernos provincial y nacional, las empresas operadoras y de servicios y los trabajadores y organizaciones sindicales. Esto se refleja tanto en el incremento de la actividad y de la producción como en las mejoras tecnológicas aplicadas, afianzando la productividad y eficiencia de la cuenca.

Los indicadores así lo demuestran: hemos logrado un crecimiento sostenido en la cantidad diaria de fracturas, en la longitud de las ramas horizontales de los pozos con distancias de hasta 2500 y 3000 metros, y una reducción continua en los tiempos de perforación. Esto nos permite convalidar la respuesta de la formación Vaca Muerta a las mejoras tecnológicas que se están implementando.

En octubre superamos la barrera de los 125.000 barriles diarios de petróleo, con un incremento del 19% respecto del mismo mes de 2017. En gas se alcanzó una producción de 69,4 millones de metros cúbicos diarios, que representa un incremento del 14%. Los resultados obtenidos brindan la mayor producción de los últimos 10 años.

Este año hemos otorgado ocho nuevas concesiones no convencionales, alcanzando un total de 34, con superficies más chicas a las otorgadas anteriormente y con plazos de piloto más cortos, optimizando los desarrollos e incorporando nuevos operadores a la cuenca.

Esto nos permite celebrar el cierre del año con inversiones que van a alcanzar los 5000 millones de dólares, representando un incremento del 45% con respecto a 2017.

Para 2019 proyectamos inversiones por unos 7000 millones de dólares, incluidas las que hemos autorizado en materia de midstream, como el Gasoducto Vaca Muerta Norte-Sur a realizar por TGS y el Oleoducto Loma Campana–Pellegrini.

En materia de petróleo, nuestro objetivo es incrementar la producción y mejorar los costos para contar con un excedente que nos permita conquistar mercados internacionales.

En cuanto al gas, además de cubrir una creciente demanda nacional a partir de una mayor utilización para su industrialización, es necesario concretar inversiones que nos permitan avanzar en el desarrollo de nuevos mercados, pensando a mediano plazo en ser un participante en el mercado mundial de GNL.

Como Estado, además de fiscalizar, debemos trabajar articuladamente con el sector privado en el desarrollo y capacitación del capital humano en gestión de riesgo, de manera de prevenir accidentes laborales e incidentes ambientales, en pos de una actividad hidrocarburífera transparente, sustentable y sostenible.

Vaca Muerta es una gran oportunidad, que nos desafía a aprovechar todo su potencial.

Desde la Provincia asumimos esta responsabilidad brindando reglas de juego claras y en un marco de seguridad jurídica estable, para que las inversiones se desarrollen de la mejor manera.

Nuestro compromiso es lograr que este desarrollo sea para todos y cada uno de los habitantes de nuestra provincia.

 

Fuente: 2018, el año de la consolidación de Vaca muerta | Opinión