Darré: “YPF en Vaca Muerta está al mismo nivel que en Estados Unidos”

Federico Aringoli

El CEO de la petrolera estatal puso de relieve las tres ventajas de la compañía: las concesiones, la infraestructura montada y los empleados viejos.

Ricardo Darré, asegura que hay tres cosas que diferencian a YPF de sus competidoras en Vaca Muerta: el acreaje (kilómetros cuadrados de concesión), “los viejos” y la infraestructura montada. Más de la mitad de los 470 empleados que se dedican al negocio no convencional en la compañía tienen entre 30 y 35 años, pero en la industria petrolera los trabajadores se reconocen entre ellos como “viejos”. El calificativo encierra una síntesis de admiración, respeto y reconocimiento.

Para su primer contacto con la prensa, desde que dirige YPF, Darré eligió una visita a Loma Campana, el único yacimiento shale con producción efectiva fuera de Norteamérica. Es el terreno donde más cómodo se siente. Con la mirada encariñada de un padre adoptivo adjudicó el liderazgo de la petrolera en los desarrollos no convencionales una y otra vez a “los viejos”. La compañía desarrolló sus propios diseños de perforación, instrumental de seguimiento digital y control on-line de operaciones y pozos productivos. Todo hecho en casa por “los viejos”.

“Estamos al mismo nivel que en Estados Unidos”, aseguró y no esquivó reconocer que “la gestión anterior (de Miguel Galuccio) tuvo muchas cosas positivas”. A su lado estuvo todo el tiempo Pablo Bizzotto, gerente de No Convencionales de YPF, quizá la persona que más conozca Vaca Muerta y autor de una receta que en sólo 15 meses dio vuelta la ecuación de costos para revivir los proyectos no convencionales de la compañía.

YPF tiene 1,4 millones de acres sobre Vaca Muerta (unos 5.600 km²). Es la petrolera que más áreas concentra y la que más secretos descifró de la formación que se encuentra a unos 3.000 metros bajo tierra. La fórmula aplicada hundió los costos generales más de un 20% y creen que pueden ir más abajo todavía. En el periodo mencionado llevaron el costo de producción por barril (sin impuestos ni mantenimiento operativo) de 20 dólares a 12,9 dólares, incluso esperan anunciar en los próximos meses un número cercano a los 10 dólares.

Consultado por el interés de los inversionistas extranjeros Darré aseguró que en el mundo “Vaca Muerta está de moda”, pero en paralelo reconoció que “vamos a tener que poner el turbo”. Destacó las condiciones para la inversión creadas por el gobierno de Mauricio Macri y analizó la necesidad de sumar infraestructura como rutas y el tren de cargas hasta la zona petrolera. Entre los aspectos negativos se detuvo en los conflictos que afectan las operaciones (ver aparte).

Inversión quinquenal

Darré pidió a todas las gerencias de upstream (perforación y perforación) del país que prioricen una serie de proyectos para direccionar las inversiones de la compañía en los próximos cinco años. Uno de los criterios de corte fue la conflictividad: aquellos proyectos atravesados por bloqueos o protestas se quedan afuera.

Para Vaca Muerta se anotaron 28 propuestas. Para el CEO de la petrolera las inversiones propias y de sus socios en los no convencionales se moverán entre los 2.500 y 4.500 millones de dólares. Pero el plan se definirá en las últimas semanas de junio.

En paralelo la compañía ya tiene aprobado para este año y el próximo 750 millones de dólares para 11 proyectos piloto (exploración) y 6 desarrollos. En 2019 la apuesta se dará vuelta y los desarrollos treparán a 17, mientras que los piloto serán 5.

Perfil
Ricardo Darré
El flamante CEO de YFP viene de trabajar para la petrolera francesa Total. Estaba a cargo de los desarrollos no convencionales de la firma en Houston (Estados Unidos). Fue seleccionado a través de un consultora contratada por la petrolera nacional.
Antes de irse al exterior, trabajó en el país para Schlumberger y Total.
“Los no convencionales son pico y pala. La estrategia es bajar los costos porque de otra manera no sobreviven”,
expresó el CEO de YPF, Ricardo Darré, durante la visita a Loma Campana.

Origen: Darré: “YPF en Vaca Muerta está al mismo nivel que en Estados Unidos”