El agua para Vaca Muerta ya tiene dos fechas clave

Los días 25 y 26 de febrero hay que anotarlos como importantes para una de las fases clave, por diversas razones, para el desarrollo intensivo de Vaca Muerta. Esos dos días están marcados en el calendario como los indicados para realizar las audiencias públicas que pondrán a consideración popular dos proyectos de acueductos para llevar agua al pie de los yacimientos, desde el río Neuquén.

El agua es esencial para las fracturas hidráulicas (fracking), el método principal del sistema no convencional de extracción de hidrocarburos. Junto con algunos químicos, es agua lo que se inyecta, a gran presión, para producir las fracturas de la roca madre que guarda el gas y el petróleo. Hasta ahora, el agua se transporta en camiones. Con un acueducto, no solo será más barata, sino también más segura en cuanto a su provisión.

El primer proyecto, que se considerará en la audiencia del 25, en Añelo, está a cargo de la empresa Compression Processing And Treating S.A. Es un acueducto que partirá desde el río Neuquén y recorrerá 12,4 kilómetros. Tomará agua a razón de 0,46 metro cúbico por segundo, lo que significan casi 40 mil metros cúbicos por día. Esa agua, más allá de que se trata después de usada, no puede volver a la naturaleza, porque siempre tendrá algo de contaminación en el proceso que se le asigna. Es agua que se va del río y que no vuelve.

El otro proyecto por el que también llama a audiencia pública, para el 26 en este caso y también en Añelo, la subsecretaría de Ambiente de la provincia, es de Ingeniería SIMA SA, y contempla también la construcción de un acueducto soterrado de 9 kilómetros de extensión, con una estación de bombeo y un centro de acumulación de agua con cuatro piletas de 50 mil metros cúbicos de capacidad cada una.

Esta instancia, de audiencia pública, es clave para atravesar cualquier escollo de impacto ambiental que se establezca como objeción. De no haberlos, habrá vía libre para la inicialmente denominada “red azul” de acueductos en el territorio agreste y seco de Vaca Muerta, ese que necesita, paradójicamente, el agua que hace miles de años no tiene.

end .p-first-letter

tags