Gas: Nación ya avaló 16 contratos de exportación

NEUQUÉN.

Los permisos suman casi 20 millones de metros cúbicos diarios de gas, superando el incremento en la producción local.

VICTORIA TERZAGHI

Rio Negro

El buscado incremento en la producción de gas natural llevó al gobierno nacional a reabrir el grifo de las exportaciones tras once años en los que Argentina sólo había importado gas. Desde septiembre la secretaría de Energía de la Nación comenzó a autorizar los envíos al exterior que ya alcanzan en conjunto casi 20 millones de metros cúbicos por día.

Las primeras autorizaciones se dieron para llevar el fluido a la planta Methanex, en el extremo sur de Chile. A fines de octubre Nación comenzó a dar el visto bueno final a las exportaciones con destino a las centrales térmicas de la zona sur y centro del vecino país.

Hasta la fecha la cartera que conduce Javier Iguacel ya avaló 16 contratos de exportación de gas que en conjunto podrían alcanzar un volumen máximo de envíos de 19,60 millones de metros cúbicos.

Si bien todos los contratos son de tipo interrumpible, es decir que ante una necesidad del mercado nacional deberán suspenderse, los plazos de exportación son diversos. En algunos casos los contratos prevén extenderse hasta el 1 de mayo, para permitir luego volcar esa producción al mercado nacional en la temporada de alta de demanda del invierno.

Pero en otros casos los contratos se extienden hasta octubre y diciembre del año que viene, e incluso en el caso de los contratos con Methanex los mismos estarán vigentes hasta junio de 2020.

Más allá de las autorizaciones, el ritmo de las exportaciones es sensiblemente menor a los máximos autorizados, al punto que salvo contadas excepciones la balanza de gas sigue mostrando que es más lo que se importa que lo que se exporta.

El pico máximo de exportaciones se dio el 12 de diciembre cuando las exportaciones por las redes de TGN y TGS sumaron 7,2 millones de metros cúbicos y la importación desde Bolivia cayó a la mínima expresión de 5 millones de metros cúbicos.

A las 16 autorizaciones publicadas en el Boletín Oficial se sumarían en pocos días una nueva tanda, dado que los pedidos tramitados son 23. Y entre esta tercera etapa se encuentran los primeros pedidos para enviar gas a Brasil y Uruguay.Los volúmenes máximos que se autorizó a exportar representan más que toda la producción de Fortín de Piedra, el principal bloque productor.corresponsalía neuquén

El buscado incremento en la producción de gas natural llevó al gobierno nacional a reabrir el grifo de las exportaciones tras once años en los que Argentina sólo había importado gas. Desde septiembre la secretaría de Energía de la Nación comenzó a autorizar los envíos al exterior que ya alcanzan en conjunto casi 20 millones de metros cúbicos por día.

Las primeras autorizaciones se dieron para llevar el fluido a la planta Methanex, en el extremo sur de Chile. A fines de octubre Nación comenzó a dar el visto bueno final a las exportaciones con destino a las centrales térmicas de la zona sur y centro del vecino país.

Hasta la fecha la cartera que conduce Javier Iguacel ya avaló 16 contratos de exportación de gas que en conjunto podrían alcanzar un volumen máximo de envíos de 19,60 millones de metros cúbicos.

Si bien todos los contratos son de tipo interrumpible, es decir que ante una necesidad del mercado nacional deberán suspenderse, los plazos de exportación son diversos. En algunos casos los contratos prevén extenderse hasta el 1 de mayo, para permitir luego volcar esa producción al mercado nacional en la temporada de alta de demanda del invierno.

Pero en otros casos los contratos se extienden hasta octubre y diciembre del año que viene, e incluso en el caso de los contratos con Methanex los mismos estarán vigentes hasta junio de 2020.

Más allá de las autorizaciones, el ritmo de las exportaciones es sensiblemente menor a los máximos autorizados, al punto que salvo contadas excepciones la balanza de gas sigue mostrando que es más lo que se importa que lo que se exporta.

El pico máximo de exportaciones se dio el 12 de diciembre cuando las exportaciones por las redes de TGN y TGS sumaron 7,2 millones de metros cúbicos y la importación desde Bolivia cayó a la mínima expresión de 5 millones de metros cúbicos.

A las 16 autorizaciones publicadas en el Boletín Oficial se sumarían en pocos días una nueva tanda, dado que los pedidos tramitados son 23. Y entre esta tercera etapa se encuentran los primeros pedidos para enviar gas a Brasil y Uruguay.Los volúmenes máximos que se autorizó a exportar representan más que toda la producción de Fortín de Piedra, el principal bloque productor.

Fuente Diario Río Negro