La logística, necesidad fundamental para el desarrollo de Vaca Muerta

Foto: vacamuertaweb.com.ar

 

En la industria ya se analizan opciones para mejorar el transporte. Además del tren hasta Añelo, se piensa en los puertos.

“Sólo el volumen actual de arena justifica la construcción y puesta en marcha el tren a Vaca Muerta”, disparó un alto ejecutivo de una operadora internacional. Existe una proyección entre los actores del shale neuquino que dibuja, en un horizonte de diez años, el funcionamiento de entre 120 y 150 equipos de perforación en simultáneo. La fotos es casi imposible de imaginar pero hay al menos una certeza: la infraestructura terrestre para el transporte de materiales quedará obsoleta.

Uno de los principales insumos que utilizan los no convencionales, además de agua, son las arenas de fractura. Cada perforación horizontal necesita de unas 6.000 toneladas del producto para mantener abiertos los canales por los que migra el gas y el petróleo.

En promedio se estima que cada tonelada de arena tiene un costo 260 dólares, de los cuales alrededor del 70% de su valor es para pagar el transporte. Si bien se trata de un insumo sobre el que ya se bajaron abruptamente los costos al utilizar canteras nacionales y reducir al mínimo la importación, se entiende que el movimiento punto a punto será el próximo driver a atacar.

YPF, que anota casi 600 pozos no convencionales en la Cuenca Neuquina, se subió con atención a cada uno de los costos del proceso. En 2015 terminó la planta propia de acopio y tratamiento de arenas. Este año el 100% del insumo que utilizó para sus perforaciones salió desde las instalaciones ubicadas en Añelo.

En el inicio del boom que vivió Vaca Muerta llegaron a circular 3.000 camiones por los corredores petroleros. Si las 25 concesiones no convencionales pasan a desarrollo en los próximos cinco años, el volumen de materiales multiplicará varias veces aquellas postales del movimiento de 2014.

El manejo de las arenas dio saltos sustanciales, pero su traslado seguirá siendo ineludible. Cualquier mejora en la logística de ese solo insumo reducirá significativamente los costos de las operaciones. No sólo el tren podría aportar una solución de corto plazo, también las conexiones portuarias y la creación de vías alternativas para el transporte terrestre.

La gran duda es quién asumirá las inversiones. Para el gobierno nacional es el momento de las participaciones público-privadas.

En números
70%
del valor de las arenas se lo lleva el transporte. Alivianar esa carga mejoraría los costos.
u$s 270
es el precio estimado para poner una tonelada de arena en un yacimiento de Añelo.

Origen: La logística es una materia pendiente en Vaca Muerta