La reforma del nuevo Plan Gas y los reclamos judiciales

Debates

Por Victoria Terzaghi | [email protected]

Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. Así reza la frase popular que remarca lo que vendría a ser un caso cantado y que no escapa a lo que ocurre en el ámbito nacional entre el gobierno nacional y las empresas que desde el año pasado reciben los incentivos de la Resolución 46.

El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, fue quien puso el grito en el cielo no sólo por los recortes que Nación define sobre la normativa que fijó el nuevo Plan Gas, sino también por la dilación exagerada en la incorporación de la mitad de los desarrollos.

Gutiérrez se reunió con el presidente Mauricio Macri el pasado lunes 7 de enero y logró concertar para el día siguiente un encuentro con el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el flamante secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui.

Tras el encuentro, el mandatario neuquino salió a anunciar con bombos y platillos que antes de fin de mes se aprobaría la incorporación al programa de los desarrollos en espera. Pero también tras esa reunión se conocieron los detalles de la reforma en marcha.

Los principales cambios pasan por la forma y el monto de pago. En el primer caso sólo se abonará el equivalente al 70% del subsidio y el 30% restante se contabilizará en un fideicomiso a pagar a partir del 2022. En el caso del monto, se indicó que se abonarán hasta 2,50 dólares por millón de BTU, haciendo casi imposible que –con los valores de mercado– se alcancen los 7 dólares que para este año garantizaba la norma.

Dos días después de ese encuentro, el 10 de enero, los abogados de Tecpetrol se reunieron con el secretario Legal del ministerio de Hacienda, Ignacio Pérez Cortés, la subsecretaria Legal de Energía Valeria Mogliani y el nuevo asesor del área Patricio Pinnel.

Y el motivo, como el cántaro que va a la fuente, no fue otro que analizar los alcances legales de la reforma del programa de estímulo al gas.

La negociación con las firmas que ya reciben el subsidio pasa por equilibrar el monto a pagar con los volúmenes a contabilizar.

Fuente: Diario Río Negro