Lopetegui pone la mesa para resolver la crisis del gas

Le dijo a Pereyra que convocará a la Mesa de Vaca Muerta por los subsidios.

Javier Polvani / [email protected]

LMNeuquén

La pueblada de los petroleros en Añelo terminó de convencer al gobierno de Mauricio Macri de que debía salir a frenar la crisis por recortes a los subsidios al gas no convencional lo antes posible. El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, tomó el toro por las astas: dispuso debatir los coletazos del ajuste en la Mesa de Vaca Muerta, que integra a las petroleras con las prestadoras de servicio, los sindicatos y los gobiernos de la Nación y la Provincia.

Guillermo Pereyra le dijo a este diario que Lopetegui le reveló la traza del plan para encauzar la crisis en una comunicación telefónica ocurrida ayer por iniciativa del funcionario nacional. “Hablamos con franqueza, cuando aparecen problemas hay que resolverlos”, consideró el sindicalista.

La estrategia de Lopetegui apunta a licuar la esquizofrenia creciente por la posibilidad de recortes de tareas de las petroleras perjudicadas por la merma en el flujo de subsidios entre el cúmulo de temas pendientes de resolución en materia de producción no convencional. En la mesa está en discusión de las obras para el tren que unirá Vaca Muerta con el puerto de Bahía Blanca hasta la interacción con las empresas locales.

La línea discursiva trazada ayer por Pereyra presentó un giro respecto a la del día anterior. “La asamblea que convocamos en Añelo tuvo fines informativos, nada más”, se apuró a aclarar cuando se le consultó sobre el impacto de la puesta en escena en la Casa Rosada.

Lopetegui entendió el mensaje, más allá de las aclaraciones posteriores del líder petrolero: es necesario evitar una escalada del conflicto abierto con Tecpetrol, la nave petrolera de la flota de empresas del Grupo Techint, que lidera el poderoso empresario Paolo Rocca. De lo contrario, los efectos podrían afectar la situación laboral de los petroleros, con lo cual se generaría un caos que alcanzaría a todas las petroleras que operan en la formación no convencional neuquina.

“No vamos a permitir ningún tipo de despido porque 20 mil trabajadores defienden Vaca Muerta. Y no me va a temblar el pulso si hay que romper todos los acuerdos que se hicieron”, había advertido Pereyra con el aval de una ovación de parte de los afiliados a su gremio que colmaron un predio lindante con la estación de servicio Shell de la cabecera de Añelo.

Guillermo Pereyra. Titular del Sindicato Petrolero

1. ¿Qué margen tiene la mesa de Vaca Muerta para resolver la crisis?

El tema de los subsidios es uno de los problemas a resolver, pero hay otros con la misma o mayor importancia y urgencia.

2. ¿Pero están en riesgo los puestos de trabajo?

La falta de capacidad de transporte del gas también pone en riesgo los puestos de trabajo.

3. ¿Cuál es la solución que se le ocurre al gremio?

Nosotros vamos a plantear la necesidad de hacer el gasoducto a Rosario ya. Las empresas deberán comprometerse con las inversiones necesarias.

Foto: Lucas Campomori