Nación descongeló el dólar petrolero y los combustibles

Argumentaron que la “volatilidad” del precio internacional obligó a flexibilizar el decreto. Incrementaron el tipo de cambio con el que calcula el precio del barril.

Matías del Pozzi

Río Negro

El congelamiento en el precio de los combustibles y del barril duró menos de los 90 días que propuso el gobierno nacional. Luego del fuerte rechazo que cosechó Nación de las provincias y las operadoras por la compensación del congelamiento, el miércoles autorizó un nuevo aumento para el precio de los combustibles del 4% y para el tipo de cambio con el que se calcula el barril del 5,58%.

De esta manera el barril congelado por el Decreto de Necesidad y Urgencia 566 sigue en US$59 pero el tipo de cambio escala de 46,69 a 49,29. Esto se traduce a un aumento para las operadoras un poco superior a los US$2, un valor similar al que ofreció el lunes el gobierno a través de la resolución compensadora 552 que publicaron en el Boletín Oficial.

El gobierno argumentó que los aumentos se deben a “la volatilidad” internacional del precio del petróleo luego del ataque al corazón de las instalaciones petroleras en Arabia Saudita, el mayor exportador del mundo.

Si bien primer día hábil luego de los ataques el precio del barril se disparó, y llegó a rozar los US$72, el martes y miércoles registró fuertes bajas y terminó ayer estaciononado en el orden de los US$63.

En números

$49,29

es el nuevo tipo de cambio para calcular el precio del barril de petróleo que fijó Nación el miércoles.

Un barril vendido con las reglas impuestas por Nación antes del descongelamiento -sin descontar regalías- equivalía a unos $2.754,71. A partir del jueves pasó a valer $2.907,07, una diferencia de $154,04. Con el Brent a US$63,50 y el tipo de cambio del miércoles (US$ 58,50) se comercializaría a $3714,75.

La primera medida del gobierno nacional fue publicada el lunes, a través de una compensación intentó atenuar los impactos del congelamiento, pero no obtuvo los resultados deseados.

Con la Resolución 552, Nación ofreció un subsidio de $116,10 por barril de petróleo vendido al mercado local para las empresas operadoras y las provincias donde se haya producido el crudo. El 88% de ese monto -$102,16- estaría destinado a las operadoras y el 12% restante -$13,94- para las provincias. Este subsidio equivale a US$2 dólares, similar al aumento que autorizó el gobierno dos días después.

En números

US$2

más por barril es lo que representa la modificación de reglas para las operadoras.

El enojo del sector con la norma fue porque estableció que para adherir a la medida “debían renunciar” a todo derecho, reclamo administrativo o judicial, relacionado con los decretos 566/19 y el modificatorio 601/19, dentro y fuera de la República Argentina.

En la práctica el anuncio de Nación no propone un cambio sustancial ni para las operadoras ni tampoco para las regalías que percibirán las provincias petroleras como Neuquén y Río Negro aunque sí para los consumidores.

El lunes tanto Omar Gutiérrez como Alberto Weretilneck se manifestaron públicamente en contra de la compensación que lazó el gobierno el lunes, la señalaron como “inadmisible” y confirmaron que no levantarán las demandas que realizaron.

Según los cálculos oficiales la medida solo cubría un aproximado del 10% del total de los ingresos que ambas provincias perdieron por el decreto.