Otra veta: GyP salió a la caza de socias pequeñas 

El modelo canadiense de Calgary en el espejo. El presidente de la empresa provincial y el ministro de Energía quedaron encantados en el último viaje.

El gobierno de la provincia  de Neuquén y su empresa GyP (Gas y Petróleo) están embarcadas en una estrategia para atraer pequeñas y medianas empresas del extranjero a terciar en la producción de hidrocarburos con las gigantes que desembarcaron atraídas principalmente por la potencialidad de Vaca Muerta.

El ministro de Energía, Alejandro Nicola, y el presidente de GyP, Alberto Saggese, se explayaron sobre el presente de la industria hidrocarburíferas de la provincia en una entrevista exclusiva con LM Neuquén. En ese contexto, ambos coincidieron en el rescate del modelo empresarial que vieron en Calgary, Canadá, donde una multiplicidad de empresas de porte pequeño y mediano perfora unos 20 mil pozos por año, una cifra que supera la totalidad de los que tiene Neuquén en toda su geografía (ver página 3).

“La experiencia de Calgary fue muy interesante la visita porque hay otro tamaño de empresa, más pequeñas, que también nos interesan porque si alguna de ellas puede venir acá, viene con otra cabeza, no de la superempresa sino más chiquita, y nos permite una competencia con las grandes empresas que beneficiaría el equilibrio”, contó Nicola. Saggese destacó el carácter “local” de las empresas que operan en Calgary que contrastan con las transnacionales que han demostrado interés hasta ahora en los recursos hidrocarburíferos neuquinos.

Recientemente, fue a Calgary una misión neuquina encabezada por el gobernador Omar Gutiérrez, de la que fueron parte Nicola y Saggese. El periplo se completó en Houston, la meca de la industria hidrocarburífera de Estados Unidos.

Se buscan pymes canadienses para competir con las gigantes. 

50 áreas para concesionar

La provincia con su empresa GyP tiene para ofrecer la concesión de 50 áreas, además de las 21 que ya tiene concesionadas con contratos vigentes y las seis que forman parte de la denominada quinta ronda de licitaciones, que está abierta actualmente.

El medio centenar de áreas restantes se lanzará al mercado desde octubre, según las previsiones de la empresa. Cada tres meses las firmas interesadas en asociarse con GyP en la producción en alguna de las áreas disponibles podrán ofertar para hacerlo. Se concederá al mejor postor en caso de que se presente más de una compañía para cada área.

Saggese consideró que el presente de la empresa GyP “es muy bueno”. La compañía, íntegramente estatal, fue creada en 2008 y en 2013 comenzó a concesionar áreas. Entre los 21 contratos que tiene vigentes, consiguió asociarse con “cuatro de las 10 empresas hidrocarburíferas más grandes del mundo”.

GyP es socia con el 10% de participación en cada proyecto que concesiona.

La empresa provincial tiene voz, voto y derecho a veto en las decisiones sobre las operaciones de la empresas concesionarias, que son las que hacen la inversión en los pilotos. GyP no dispone fondos en esa etapa, mientras que sólo en algunos casos lo hace en la reinversión para desarrollo con montos no mayores al equivalente a la mitad del 10% de su participación.

En GyP se desempeñan 42 empleados, en su mayoría ingenieros y geólogos que trabajan directamente en las empresas que operan las áreas concesionadas por la compañía provincial.

10 es el porcentaje que se guarda la empresa Gas y Petróleo en los negocios de las áreas que concesiona. Seis de ellas están actualmente en proceso de licitación y otras 50 saldrán en breve. 

GyP es socia de 4 de las 10 empresas petroleras más grandes del mundo. 

Tentar inversores

Saggese consideró que el precio del gas, que estará subvencionado por el Estado con un plan que llega hasta 2021, como el del petróleo que está librado al mercado, en el que se encuentra amesetado luego de una impresionante caída de más del 50% en un corto lapso, es un elemento más a considerar por los potenciales inversores, pero no el único ni el más importante para la decisión de radicarse.

“Las inversiones se deciden en base a una planificación a 35 años. Lo más importante para los inversores es que volvimos al mundo”, espetó Saggese en referencia a una serie de medidas que instrumentó Mauricio Macri tras asumir la presidencia: la liberación del precio del dólar y la quita de las retenciones a las exportaciones, así como también el regreso del país al mercado mundial de capitales, merced al pago de las demandas de los fondos buitre.

Saggese y Nicola coincidieron en que, para los inversores más atractiva que el precio de los hidrocarburos es “la existencia de los recursos. Y en Vaca Muerta está la segunda reserva de gas y la cuarta de petróleo no convencional del mundo. Tenemos, además, el 30% del mercado local insatisfecho y posibilidades de proveer a Chile y Brasil”.

lmneuquen.com

 

 

Origen: Otra veta: GyP salió a la caza de socias pequeñas | Economía y Petróleo