Comienza una obra de luz clave para Vaca Muerta

Los trabajos para energizar el polo de servicios de Añelo comenzaron ayer. Permitirán abastecer a las más de 45 empresas ya radicadas y garantizar el crecimiento proyectado. También se mejorará la prestación en el casco urbano.

Río Negro

La cuenta regresiva comenzó en la zona industrial de Añelo, en el corazón de Vaca Muerta, en donde ayer comenzaron los trabajos para el tendido del sistema eléctrico que alimente a las más de 45 empresas que construyeron allí sus bases.

Los trabajos demandarán una inversión de 200 millones de dólares y se espera que estén listos en 14 meses, es decir para junio del año entrante.

Las tareas consisten por un lado en la construcción de cerca de seis kilómetros de líneas para interconectar la estación transformadora Loma Campana con una nueva subestación que construirá.

La traza se extenderá hasta la subestación Añelo urbana, para garantizar el servicio para el crecimiento que se espera tenga la localidad. Y a su vez se conectarán dos alimentadores a ambos márgenes de la ruta 7 para llevar energía a los dos parque industriales.

Es que a pesar de contar con 100 lotes en manos de empresas, la zona no posee hoy en día el servicio eléctrico y las 45 empresas ya asentadas autogeneran la energía que utilizan en gran parte a partir de generadores que queman combustibles líquidos.

El acto de inicio de los trabajos encarados por la empresa Distrocuyo se realizó ayer al mediodía con la presencia del presidente del Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN), Francisco Zambón, quien tendrá a su cargo la inspección técnica del desarrollo.

También estuvo presente el Inspector Ambiental y Social de la Unidad Provincial de Enlace y Ejecución de Proyectos con Financiamiento Externo (UPEFE), Cesar Gómez y el Coordinador del Programa Proyectos de inversión del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de Nación, Marcelo Arrufat.

La presencia de los funcionarios nacionales se debe a que el proyecto para mejorar la energía en el corazón de Vaca Muerta cuenta para su concreción con fondos provenientes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

Añelo: Quién ganó la elección a gobernador en la “capital” de Vaca Muerta

Infobae

Vaca Muerta es una milenaria formación rocosa de 30.000 kilómetros cuadrados esparcida por cuatro provincias. Sin embargo, en la actualidad las siete grandes áreas de explotación intensiva están en la provincia de Neuquén.

El pueblo de Añelo es considerado la “capital” de Vaca Muerta ya que es el más cercano al principal centro de explotación del inmenso yacimiento de hidrocarburos no convencionales.

Según datos oficiales, en 2012 Añelo contaba con un poco más de 1.300 habitantes y hoy ya son casi 8.000, con un ritmo de llegada a la ciudad de siete familias por semana. Incluso las proyecciones apuntan a que, para 2023, tendrá unos 20.000 habitantes, casi 20 veces más que apenas diez años antes. Una verdadera “fiebre del petróleo”.

La importancia estratégica de Vaca Muerta radica en que podría ser el futuro motor del desarrollo del país. Permitiría alcanzar autoabastecimiento energético, aliviar el déficit fiscal y generar las divisas que tanto necesita la economía.

Es por eso que las elecciones de este domingo tenían un componente clave. Desde el gobierno nacional temían que una victoria del candidato kirchnerista Ramón Riesco “asuste” a los inversores extranjeros -indispensables para el desarrollo pleno de la explotación- y se genere un “retroceso” a épocas pasadas durante las cuales se perdió el autoabastecimiento.

En Añelo se emitieron 3.297 votos válidos, 107 en blanco, 7 observados y 2 nulos. El gran ganador, al igual que en el resto de la provincia, fue Omar Gutiérrez del MPN con 47,29% de los votos (casi siete puntos más que el promedio provincial).

No obstante la sorpresa fue que en segundo lugar quedó el candidato de Cambiemos, Horacio “Pechi” Quiroga, que consiguió el 23,81% de los votos y superó así al kirchnerista Ramón Rioseco, que obtuvo un 19,02%.

Cabe destacar que a nivel provincial, el candidato respaldado con Cristina Kirchner tuvo un desempeño mucho mejor que su par de Cambiemos. Le ganó por más de 10 puntos: 26,06% a 15,13%.

Al parecer, la política del kirchnerismo en materia de desarrollo de los hidrocarburos no dejó un gran recuerdo en la zona de Vaca Muerta.

Fuente: https://www.infobae.com/politica/2019/03/11/quien-gano-la-eleccion-a-gobernador-en-la-capital-de-vaca-muerta/

Un caño: hacen el acueducto de Añelo

Será de 68 kilómetros desde una toma ubicada en el río Neuquén. La inversión total se estima en 50 millones de dólares. Estaba trabado por la crisis y las tasas, pero un contrato con una petrolera fue clave para el avance.

POR JAVIER POLVANI / [email protected]

LMNeuquén

El primer acueducto troncal en Vaca Muerta a cargo de una compañía neuquina de servicios petroleros está en marcha. El proyecto implica una cobertura lineal de 68 kilómetros desde el río de Neuquén, en las afueras del ejido municipal de Añelo, hasta el bloque Parva Negra, propiedad de la empresa estatal provincial GyP.

La red de agua distribuida, tal como se denominó el proyecto, tendrá una capacidad de conducción de 30 mil metros cúbicos diarios. El emprendimiento está a cargo de la empresa SIMA Ingeniería, fundada en 1979 en Neuquén. Contempla una inversión de casi 50 millones de dólares. La principal traba para la puesta en marcha se generó en las dificultades para obtener financiamiento en el marco de la crisis argentina, que se profundizó desde el segundo trimestre del año pasado.

La puesta en marcha de la producción en el bloque La Calera, a cargo de la petrolera de capitales nacionales Pluspetrol, le terminó de dar el empujón que le faltaba al acueducto de SIMA. “Tenemos un contrato de provisión que nos permite planificar la inversión inicial”, explicó a +e Diego Mafio, vicepresidente ejecutivo de la compañía con sede en el Parque Industrial Neuquén.

La Calera es el primer yacimiento en el tránsito del agua por el acueducto. Por ahora recibe el elemento a través de mangueras. En el futuro el sistema será reemplazado por el caño troncal.

La inversión para el inicio de las obras correrá por cuenta propia de la compañía neuquina, que tiene presencia en varias provincias y actividades, que van desde la construcción con fines inmobiliarios hasta los servicios a la incipiente industria de la minería del litio en el norte del país, pasando, incluso, por una participación en Invap Ingeniería en sociedad con el Invap.

El desembolso inicial contempla aproximadamente el 20 por ciento de la inversión total estimada para el proyecto. Sin vías externas de financiamiento y con la plaza local alterada por tasas de interés astronómicas, la empresa decidió avanzar con sus propios recursos, soltó Manfio, heredero del fundador de la compañía, en una entrevista con este medio.

Los números de respaldo

El proyecto del acueducto surgió a partir del canto de las estadísticas que giran en torno al agua requerida para la producción hidrocarburífera no convencional, que se basa en la fractura hidráulica.

Cada etapa de fractura requiere uno 1500 metros cúbicos de agua. Para la producción de cada pozo se estiman 25 etapas, con lo cual el consumo de agua asciende a 37.500 metros cúbicos. SIMA equiparó el requerimiento de cada pozo al volumen necesario para llenar 15 piletas olímpicas.

En la zona de influencia del acueducto proyectado, la provisión de agua para las fracturas se hace a través de camiones cisterna. El requerimiento de un pozo implica 1070 viajes con tanques rodantes con capacidad para 35 metros cúbicos.

Para cubrir un radio de 50 kilómetros, los camiones cisterna recorren 110 mil kilómetros mientras cubren las necesidades de las fracturas de un pozo. En los viajes de referencia, los camiones consumen unos 36 neumáticos y 55 mil litros de gasoil, de acuerdo a los cálculos previstos en el proyecto de distribución de agua mediante un acueducto. El tránsito de camiones exige 2750 horas de conducción y provoca la emisión de 120 toneladas de dióxido de carbono.

La licencia ambiental

SIMA Ingeniería estuvo atento desde el inicio del proyecto a las implicancias ambientales. “La licencia ambiental es muy importante para nosotros porque somos una empresa neuquina que está comprometida con el desarrollo sustentable”, confió Manfio en una charla con +e transcurrida unas horas después del desarrollo de una audiencia pública en Añelo en la que se abordó la cuestión ambiental.

En la reunión pública participaron representantes del municipio de Añelo, de la Dirección de Recursos Hídricos, de la Secretaría de Medioambiente y del Grupo de Diálogo Neuquino, entre otros, además de vecinos. El encuentro, que es parte del proceso de determinación del impacto ambiental, sirvió para que los responsables de la construcción del acueducto saldaran las dudas respecto al impacto de las obras. En ese sentido, se abordaron tres tópicos de impacto: el de la obra en general, el de la toma de agua que se construirá en el Río Neuquén y el de un reservorio de agua contemplado en el pico más alto del recorrido del caño.

El trazado del acueducto traspasa propiedades privadas y otras fiscales. Manfio aseguró que la empresa ya acordó el pago de los cánones por derecho de servidumbre con los propietarios privados y tiene avanzadas las negociaciones con las comunidades establecidas en tierras fiscales de la provincia.

El hijo del fundador de SIMA Ingeniería advirtió tres líneas que potencian a la empresa en el liderazgo del proyecto para distribuir agua a los yacimientos no convencionales: la participación en el desarrollo integral de Añelo, el conocimiento adquirido a través de la experiencia en la venta de servicios a las operadoras de la formación shale y el compromiso con el entorno del proyecto.

La compañía SIMA tiene un centro de almacenaje y logística modelo en Añelo, además de ser protagonista en primera fila del desarrollo urbanístico de la ciudad que fue transformada por la explosión demográfica que generó el desarrollo a gran escala de la producción de petróleo y gas en la formación no convencional.

Fuente: https://www.lmneuquen.com/un-cano-hacen-el-acueducto-anelo-n625258

La Calera: Añelo se prepara para otro boom en shale gas

Pluspetrol presentó el informe ambiental para hacer 183 pozos. En abril podrían inyectar las primeras moléculas de gas. El objetivo es producir 10 MMm³ por día, pero todo está sujeto a los subsidios y a terminar un gasoducto.

POR ADRIANO CALALESINA / [email protected]

LMNeuquén 

La Calera, el área que es la promesa de desarrollo del nuevo Añelo, se prepara para los primeros ensayos en su piloto de cara a ingresar en el plan de incentivo a la producción de gas no convencional.

Hace unos días, representantes del bloque operado por Pluspetrol, que tiene como socia a YPF, hicieron la presentación del pan ambiental para desplegar unos 183 pocos en 61 locaciones, en un área en la que aún está todo por hacer en la denominada “zona caliente” de Vaca Muerta. La vara es alta: producción de unos 10 millones de metros cúbicos al día de gas no convencional, algo que generará un movimiento económico sólo comparable con lo que fue el yacimiento Loma Campana en 2014. Por ahora, el escollo a vencer en el área es la falta de gasoductos para evacuar la futura producción, ya que los 183 pozos que se plantean como objetivo podían medirse sólo con lo que genera Tecpetrol en el yacimiento Fortín de Piedra.

De acuerdo con fuentes del sector consultadas por +e, en abril podría terminarse una parte del gasoducto que construye Transportadora Gas del Sur SA (TGS) en Vaca Muerta y que pasa por 11 áreas potencialmente ricas. Una de ellas es La Calera, que podría estar inyectando las primeras moléculas de gas para esa fecha. Por ahora hay dos equipos perforando en las locaciones, en los inicios de la etapa piloto del proyecto global.

Es por eso que Pluspetrol presentó la semana pasada el informe de impacto ambiental a vecinos de Añelo, ya que el yacimiento está cerca de la localidad. Pretende en unos meses tener la licencia ambiental para poder operar el piloto y analizar el rendimiento para pasar a modo factoría. El debate reciente de cómo quedará el subsidio hizo que las compañías mantuvieran sus recaudos en la etapa piloto.

La empresa presentó a la Subsecretaría de Ambiente el Plan de Gestión Ambiental para minimizar el impacto en el área, ubicada a pocos kilómetros de Añelo y espera que en unos meses logre tener la licencia que le permita pisar el acelerador con el piloto.

La Calera está en una zona preferencial de Vaca Muerta, ya que en el extremo sureste está pegada al río Neuquén, por lo que puede ser la punta de provisión de agua para fracking de la zona de producción caliente. De activarse esa área, se prevé que el movimiento económico en Añelo reactive el parque industrial municipal, con servicio a la mano, y que haya un nuevo veranito en la economía regional.

El desarrollo del área -que tiene 230.000 hectáreas- implica la construcción de un acueducto de unos 20 kilómetros para la transferencia de agua para fractura. También está previsto construir unos 115 kilómetros de caminos principales e internos en toda el área, más una planta de procesamiento centralizada.

¨La Calera está expectante de cómo se desarrolle el nuevo subsidio al gas para pisar el acelerador en el piloto de la zona caliente de Vaca Muerta.¨

El yacimiento La Calera terminó de producir en marzo de 2018 y apenas sacaba fluidos marginales. Nunca fue un área que haya contribuido. A tal punto que, según los datos de la Secretaría de Energía de la Nación, producía unos 40 barriles de petróleo por día y entre 2500 y 3000 metros cúbicos de gas por mes. Y en la ventana de gas generó unos 2600 metros cúbicos el año pasado, un numero inexistente dentro de los rangos de producción en la industria.

Pluspetrol consiguió el año pasado la concesión de La Calera por 35 años, con una promesa de inversión en etapa piloto de 180 millones de dólares hasta alcanzar unos 2200 millones, luego de pasar a desarrollo masivo en el área. El proyecto fue pensado en su momento para ingresar al primer Plan Gas del gobierno nacional, con un inventivo a la producción convencional de 7 dólares por millón de BTU. Era un margen atractivo para las operadoras y los planes de inversiones. Dentro de un mes, las empresas tendrán que renovar los planes por lo que se conocerá finalmente cuáles serán los objetivos de Pluspetrol dentro de este contexto.

Es que el escenario cambiante de los últimos meses hizo que ahora la Secretaría de Energía de la Nación vuelva a poner los nuevos valores de precio subsidiados, con un recorte en determinado valores de producción. Pero el borrador aún está en discusión.

En La Calera está todo por hacer: caminos, baterías, plantas y pozos para sacar el nuevo gas de Vaca Muerta. Las empresas de servicios ya están poniendo la mira en el yacimiento que es la nueva promesa del no convencional, más allá del contexto.

Las operadoras saben que tiene una ubicación preferencial y que los estudios geológicos son favorables para la explotación del no convencional. El tiempo dirá si el proyecto es otro boom para el nuevo Añelo.