Se reunió la Mesa de Vaca Muerta

El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, encabezó ayer el quinto encuentro de la mesa de Vaca Muerta, en un momento complicado por el paro petrolero. El encuentro se realizó ayer en el Palacio de Hacienda con el objetivo de aumentar la producción, y las exportaciones y el empleo. Desde Energía señalaron que “antes de dar comienzo al encuentro, Lopetegui hizo referencia al accidente ocurrido en Neuquén y manifestó su solidaridad con la familia del trabajador fallecido”

“Esto nos obliga a una reflexión: ningún valor u objetivo puede anteponerse a la seguridad de las personas en su trabajo” resalto. Desde Energía explicaron que “a raíz de este incidente, el Gobierno acordó con el sindicato sumar a la Superintendencia de Salud a la Mesa para trabajar en planes de prevención para mejorar la seguridad laboral”.

En el marco de la mesa, el secretario de Energía sostuvo que “Vaca Muerta es una realidad en marcha con más de 1.000 pozos perforados, más de US$ 4.000 millones de inversión en el 2018 y récords de producción todos los meses. Pero el potencial de crecimiento es muy importante con sólo el 4% de la formación en etapa de desarrollo”.

“Para continuar en este camino de crecimiento de las inversiones y la producción tenemos que seguir trabajando en esta mesa con los empresarios, los sindicatos y el gobierno provincial”, agregó el Secretario.

Lopetegui destacó los avances realizados durante los últimos meses para mejorar la productividad y anunció que hoy se reunirá con el presidente de Chile con el objetivo de buscar un mecanismo que le permita a Argentina incrementar exportaciones de gas durante los 8 meses de menor demanda local (durante el verano se exportaron aproximadamente unos 5 millones de m3 diarios). A fines de este año, Argentina prevé comenzar a exportar petróleo liviano, algo inédito para el país.

Fuente: El Economista

Petroleras reclaman al gobierno un censo de la capacidad de transporte de gas

Nicolas Gandini

Econojournal

Las productoras pidieron por carta a Lopetegui que, antes de avanzar con la licitación del nuevo gasoducto a Vaca Muerta, releva la capacidad de transporte remanente en el sistema. Sugieren que existen obras inconclusas en el sistema de TGS que ya fueron pagadas durante el gobierno anterior. Advierten que es más económico ampliar ductos existentes que construir uno nuevo desde Neuquén.

Las mayores petroleras del país solicitaron al gobierno que realice un censo de la capacidad de transporte de gas remanente en el sistema. El planteo de la Ceph, la cámara que nuclea a las empresas productoras de hidrocarburos, está enmarcado en la licitación que tiene previsto lanzar la Secretaría de Energía, que dirige Gustavo Lopetegui, para construir un nuevo gasoducto troncal desde la cuenca Neuquina hasta el anillo metropolitano con punto de ingreso a Buenos Aires. Es, desde la óptica de Lopetegui, una obra estratégica para viabilizar el desarrollo de Vaca Muerta.

Lo que piden los privados, concretamente, es que antes de avanzar con el concurso de ese proyecto, el gobierno releve qué ampliaciones podrían realizarse sobre ductos existentes que le costarían menos dinero a los usuarios. La misiva enviada a Lopetegui —y también a Mauricio Roitman, presidente del Enargas, y Federico Cafasso, titular de Nación Fideicomisos (NAFISA)— incluso va más allá y sostiene que “existiría una capacidad potencial remanente que resulta una variable a analizar en la medida que se complete su capacidad para trabajar en su máximo operativo”. Lo que advierte la cámara petrolera es que existen ampliaciones inconclusas en el sistema de transporte que podrían ser aprovechadas en lugar de lanzar una inversión de casi US$ 1000 millones para construir un nuevo caño troncal.

Es curioso, pero de manera sutil, la carta —a la que tuvo acceso EconoJournal— da a entender que hay obras de extensión realizadas en el área de concesión de la empresa TGS durante el gobierno pasado (financiadas por NAFISA) de las que la Secretaría de Energía no está del todo al tanto. Puede parecer extraño, pero algunos ejecutivos del sector creen que el Poder Ejecutivo no conoce con precisión esos trabajos encarados durante la administración anterior, que hoy están inconclusos.

“Hay tuberías que NAFISA adquirió con dinero cobrado a los usuarios para realizar un loop (caño paralelo) del gasoducto San Martín, que llega de la cuenca Austral, que están acopiados y podrían ser utilizados”, admitieron allegados al gobierno. “Es una obra que no está terminada”, agregaron.

Mar de fondo

Durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, como las tarifas se gas se mantuvieron prácticamente congeladas, no era posible financiar obras en el sistema de gasoductos con inversión privada. Las empresas argumentaban, con razón, que sus ingresos no les alcanzaban para costear esos desembolsos. Por eso, el Estado, a través de Nación Fideicomisos, respaldó las obras de ampliación de ductos de gas. El problema es que persiste cierta falta de información de detalle en torno a las obras que se pagaron y realizaron bajo ese paraguas.

“Solicitamos al ente regulador del gas (…) que confeccione un censo de la capacidad potencial remanente de acceso público a todos los sujetos activos en la industria del gas natural”, plantea la carta enviada por la Ceph, que representa a YPF, Pan American Energy (PAE), Total, Wintershall, Pampa Energía, Pluspetrol, CGC y Tecpetrol, entre otras petroleras.

En la práctica, el texto sugiere que esos proyectos de ampliación son mucho más económicos que la construcción de un nuevo gasoducto troncal desde la cuenca Neuquina. Es más, la nota plantea que, tal vez, algunas de esas obras puedan costearse con los aumentos de tarifas que ya autorizó el Estado a las transportistas (TGS y TGN) en la última Revisión Tarifaria Integral (RTI). De ser así, no se trataría de una cuestión. Si se pudiese ampliar la capacidad de transporte de gas con las tarifas que se pagan en la actualidad, ¿para qué construir un nuevo caño que, en última instancia, deberá ser costeado por la demanda? En esa clave, lo que están planteando las petroleras es que el gobierno realice un estudio a fondo para determinar la conveniencia económica de cada proyecto.


YPF o Techint, la divisoria de aguas por el nuevo gasoducto a Vaca Muerta

La petrolera bajo control estatal negocia con TGS, de Mindlin y Sielecki, la presentación de un proyecto al que se sumarían más petroleras. Techint sigue adelante con un proyecto propio. Para el gobierno, lo ideal sería que se presente una sólo alternativa para facilitar la financiación de los US$ 800 millones.

Nicolás Gandini

Econojournal

Se empiezan a dividir las aguas entre las empresas que participarán de la licitación para construir un nuevo gasoducto troncal desde la cuenca Neuquina, el proyecto más trascendente en la agenda del secretario de Energía, Gustavo Lopetegui.

El funcionario viajó esta semana a esta ciudad con esa iniciativa —clave para el desarrollo de Vaca Muerta— al tope de sus prioridades. En lo inmediato, su objetivo es acelerar un acuerdo con la OPIC, una agencia gubernamental de Estados Unidos, por unos US$ 200 millones. Ayer visitó la Casa Blanca y hoy se entrevistó con funcionarios norteamericanos en Washington con el tema en el orden del día. De la estructuración financiera del nuevo gasoducto, que en una primera etapa tendrá un costo de US$ 800 millones, participaría también el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), según pudo saber EconoJournal de fuentes oficiales y allegados a YPF.

La petrolera bajo control estatal mantiene conversaciones con TGS —la transportadora de gas en poder de Pampa Energía, el holding que preside Marcelo Mindlin, pero donde también pesa la opinión de Marcelo Sielecki, que posee la participación minoritaria— para presentar un proyecto en conjunto.

Lopetegui presentóa empresarios petroleros el plan para ampliar el sistema de transporte de gas.

Los movimientos en la partitura petrolera anticipan un cambio de arpegio. En 2018, Techint, controlante de TGN y de Tecpetrol, había firmado un memorando de entendimiento (MOU, por sus siglas en inglés) con TGS para construir un gasoducto de 36 pulgadas de diámetro desde Neuquén hasta Salliqueló que luego se conectaría con San Nicolás. Pluspetrol, la tercera petrolera del mercado, tiene una opción firmada para acceder al 20% de la capacidad de transporte de ese caño. Pero ese proyecto hoy parece ser historia.

  • ¿Cuál es la estrategia de YPF?  

La mayor petrolera del mercado está en conversaciones con TGS para presentar una iniciativa conjunta. La empresa que preside Miguel Gutiérrez apunta a sumar a otros jugadores. Cuantos más, mejor, razonan. La intención es sumar a Pluspetrol, que en silencio está perforando con tres equipos de perforación en La Calera, su principal área en Vaca Muerta; Pan American Energy (PAE), la segunda petrolera del mercado, que hace lo propio con muy buenos resultados en el campo de shale gas Aguada Pichana Oeste (APO); y también a alguna major internacional como ExxonMobil.

  • ¿Qué quiere el gobierno?

Desde su óptica, lo ideal sería que las principales empresas conformen un pool para financiar un solo gran proyecto. La cuenta que hacen en Energía es sencilla. Habrá que ver si no demasiado optimista. Si la construcción del primer tramo de la nueva cañería (desde Neuquén a Salliqueló, a las afuera de Bahía Blanca) cuesta US$ 800 millones, y el Fondo de Garantía de Seguridad (FGS) de la Anses aporta US$ 400 millones y la OPIC o el BID financian otros US$ 200 millones, las empresas petroleras y transportistas deberían solventar sólo un remanente de US$ 200 millones. No parece una meta imposible si todos los actores están alineados, incluso en una Argentina con casi nulo acceso a los mercados financieros por la precariedad de los indicadores macroeconómicos.

  • ¿Qué hará Techint?

La gran duda por delante es qué hará Techint. En la industria petrolera descreen que el holding que lidera Paolo Rocca termine sumándose a un proyecto común con el resto de las petroleras. Un enviado de Tenaris que participó el lunes del almuerzo de Lopetegui con petroleros en esta ciudad le transmitió que Techint trabaja en el diseño de un proyecto propio con la transportista que controla, TGN, su petrolera (Tecpetrol) y la constructora Techint Ingeniería y Construcción.

Lopetegui conversó en Houston con Germán Cura, VP de Tenaris y hombre de confianza de Rocca.

“En definitiva, lo que está por verse es si se presentará un solo proyecto financiado por las principales productoras. O si, en cambio, YPF liderará uno y Techint, otro”, admitió el presidente de una petrolera que participa de las negociaciones.

Techint cuenta, es probable, con una ventaja táctica. Técnicamente, el grupo que lidera Rocca es quien más trabajó en el diseño y la ingeniería de un nuevo caño desde Vaca Muerta. Y en una eventual ejecución, cuenta con dos unidades dentro de la organización —Techint I&C y Tenaris— con capacidad para iniciar rápidamente las obras, tal como hicieron en Fortín de Piedra, el campo insignia del grupo en Vaca Muerta.

  • ¿Por qué eso es importante?

En privado, Lopetegui admite que, una vez lanzada la licitación, el proyecto con mayor consistencia técnica y de ingeniería contará con mayores chances de ganar porque la decisión del gobierno es adjudicar la obra en septiembre, como muy tarde, y anunciar las primeras obras antes de fin de año. Para eso, se precisa de capacidad de reacción.

Un plan B para el invierno

POR VICTORIA TERZAGHI 

Río Negro

Tras la polémica por el achique de los subsidios de la Resolución 46, Nación lleva su nuevo proyecto a consulta pública.

El 2018 había cerrado como el año del gas. Por primera vez en casi una década la producción dio una vuelta de tuerca al declino que arrastran los campos convencionales y, de la mano de Vaca Muerta, el año culminó con un incremento general en la producción del 5%.

Pero a fines de enero el recorte dispuesto por el flamante secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui, a los subsidios al gas no convencional de la Resolución 46/2017 cayó como un baldazo de agua fría a un sector en el que la seguridad jurídica es esencial.

En el mismo encuentro en el que Lopetegui le informó a las petroleras que sólo se subsidiaría la producción esperada y que no ingresarían los doce desarrollos que estaban en espera, el funcionario también anunció que prepara un nuevo plan para incentivar la producción en los meses de invierno que, casi sin pensarlo, llamó la “Resolución 47”.

Ese plan será, en realidad, una subasta especial en la que se buscará colocar producción local para desplazar las importaciones de GNL y que en los próximos días será puesto a consideración de las operadoras por medio de un sistema de consulta pública.

En números

248%

fue el incremento que el año pasado registró la producción de gas no convencional en todo el país.

17 millones

de metros cúbicos alcanzó a producir Fortín de Piedra, de Tecpetrol.

Según informó Nación la subasta no implicará un costo fiscal porque el gobierno no aportará un subsidio, como en la Resolución 46.

Ajustados por los recortes signados del Fondo Monetario Internacional (FMI) el plan se centra en poner en oferta un volumen de gas considerable para contratos de compra que se extiendan por tres o cuatro años, y bajo la premisa de igualar el precio del millón de BTU con el del GNL o un poco más, es decir doblando el valor que se pactó en la subasta para distribuidoras realizada hace pocos días.

Cautela de las distribuidoras

Si bien el impacto de la crisis económica hace incierto saber cuál será la demanda que el país tendrá en este invierno que viene, en la subasta realizada días atrás el volumen colocado mostró que las distribuidoras fueron cautelosas y compraron menos de la mitad de lo que podrían llegar a necesitar.

La convocatoria nacional será lanzada antes de mediados de mes e irá acompañada por la otra pata que se necesita para apuntalar la producción de gas que es el proyecto para construir un gasoducto que vincule Neuquén con San Nicolás, en el cordón industrial de Santa Fe.

En este caso, no se tratará de una consulta pública lo que se lanzará sino de un registro de expresiones de interés para que las operadoras y transportistas dispuestas a invertir en su construcción y uso, levanten la mano.

El gasoducto en cuestión se sumará a los dos sistemas existentes y permitirá resolver el gran cuello de botella que hoy enfrenta la producción de gas, que es la llegada a nuevos mercados.

Duda en los inversores

Pero la obra de más de 1.040 kilómetros de extensión demandará una inversión no menor a los 1.200 millones de dólares, un monto que no sólo choca con las elevadas tasas de financiamiento que se aplican en el país, sino que también hace dudar a más de un inversor ante el temor de que un nuevo cambio, como el de la Resolución 46, haga caer la producción.

Pero aún zanjada esta obra, la misma no estará lista al menos hasta 2021 por lo cual el sector requiere imperiosamente la apertura de nuevos mercados o alternativas de almacenamiento como la que Tecpetrol e YPF desarrollan en conjunto en Río Negro para acopiar gas durante los meses de calor en pozos depletados y extraerlo en el invierno.

Mientras ese proyecto avanza, las exportaciones son la principal salida y gracias a la Resolución 104/2018 se están concretando con Chile como principal destino en donde por mes se han inyectado cerca de 90 millones de metros cúbicos.

A esas exportaciones se sumará en pocas semanas más la puesta en funcionamiento de la barcaza licuefactora contratada por YPF para estudiar el verdadero potencial que tiene el gas de Vaca Muerta, que es abrirse camino hacia otros países por medio del GNL.

El recorte de subsidios llega a las eléctricas

Así como en enero el gobierno nacional resolvió cambiar la forma en la contabilizaba la producción que recibía el subsidio de la Resolución 46, la semana pasada la cartera de Energía de la Nación tomó una medida en el mismo sentido pero con otro de los sectores que acaparan gran cantidad de subsidios como son las empresas generadoras de energía eléctrica.

La medida, que en la práctica se traduciría en un achique de entre el 10 y el 20% de los aportes que reciben por el precio de potencia, impacta de lleno en el segmento del gas, pues desde la Asociación de Generadores de Energía Eléctrica del país (Ageera) ya anticiparon que tendrán problemas para afrontar ampliaciones y modificaciones en instalaciones como las centrales térmicas.

Es que Nación además de reducir el valor que reconoce por la potencia, también pautó –según publicó Econojournal– que los pagos dejen de estar en dólares y se pesifiquen llevando a un ahorro en el año de hasta 400 millones de dólares para las arcas nacionales.

Por la Resolución 46 Tecpetrol ya presentó un reclamo administrativo como paso previo al judicial. Con las generadoras el panorama aún no es claro.

Fuente: https://www.rionegro.chttps://www.rionegro.com.ar/un-plan-b-para-el-invierno-911717https://www.rionegro.com.ar/un-plan-b-para-el-invierno-911717om.ar/un-plan-b-para-el-invierno-911717/

Nuevas exigencias para gasíferas

El Gobierno estableció que las empresas productoras de gas que reciban el bono en compensación por la deuda de US$ 1.600 millones del Plan Gas de 2013, no podrán realizar ningún reclamo posterior. Tras el conflicto abierto, con las empresas petroleras, y en especial con Tecpetrol, por los cambios introducidos a la resolución 46 para recortar los subsidios en Vaca Muerta, la Secretaría de Energía que conduce Gustavo Lopetegui buscó blindarse para evitar nuevos conflictos. La resolución 46 fue la salida ideada por el ex ministro de Energía, Juan José Aranguren, para reemplazar el Plan Gas que venía de la gestión anterior para la producción de Vaca Muerta.

Lo hizo a través de la resolución 54/2019 de la Secretaría de Energía publicada ayer en el Boletín Oficial, que determina que para acceder a los instrumentos de cancelación de compensaciones de los programas de estímulo a la inyección excedente y a los nuevos proyectos de producción del fluido, las empresas beneficiarias deberán manifestar su adhesión al mecanismo de pago allí previsto.

A fines de enero, el Gobierno entregó un bono de compensación por US$ 1.600 millones a empresas proveedoras gasíferas, por la deuda proveniente del Plan Gas impulsado por la administración anterior, a pagar en treinta cuotas a partir de ese mes.

De esta forma, la resolución precisa que esa adhesión implica la aceptación de que la cancelación de los créditos originados en los programas se realice únicamente en la forma allí dispuesta y, en consecuencia, la renuncia a cualquier derecho, acción y reclamo asociado al pago de los montos.

Así, las empresas beneficiarias que adhieran al mecanismo de cancelación deben aceptar que los pagos de los montos que les pudieran corresponder en el marco de los programas, se realicen únicamente en la forma aquí prevista.

El Economista

Gasoducto a Rosario: el Gobierno ultima los pliegos

Lopetegui dijo que espera tenerlos listos dentro de dos semanas.

“Esperemos que a fin de mes ya estén listos los pliegos”. La esperanza es del secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, quien se refirió a la futura construcción del gasoducto de Neuquén hasta Rosario, durante una conferencia de prensa ofrecida el viernes en el Palacio de Hacienda con motivo de la firma de la cuarta adenda al contrato de importación de gas boliviano, que rige desde 2006.

En la conferencia de prensa entró a tallar el gasoducto en el tramo en el que los periodistas interrogaron al funcionario sobre el conflicto surgido con Tecpetrol por el recorte a los subsidios a la producción de gas en Vaca Muerta. Lopetegui planteó su esperanza en tener los pliegos terminados en no más de dos semanas al desmentir una versión que surgió en el ámbito energético: que el gobierno acomodaría la pelea con la petrolera del Grupo Techint, liderado por el poderoso empresario Paolo Rocca, cediéndole la construcción del gasoducto Neuquén-Rosario.

“De ninguna manera. No vamos a cambiar gasoducto por resolución 46, nosotros no trabajamos así. Vamos a hacer una licitación pública transparente”, contragolpeó Lopetegui frente a las suspicacias en torno a la obra que es altamente esperada por las operadoras gasíferas de Vaca Muerta.

El gasoducto en cuestión le daría salida al convulsionado sistema de transporte del fluido que condiciona el crecimiento de la producción de gas natural en la formación no convencional neuquina. Con la conexión Rosario, Neuquén hallaría una vía para llevar el gas de Vaca Muerta a Brasil, además de abastecer la demanda del polo industrial en el límite de Santa Fe con la provincia de Buenos Aires.

El gasoducto a Rosario y el tren de cargas a Bahía Blanca son las dos obras demandadas con más urgencia por las operadoras de Vaca Muerta. Los planes para las dos están en pleno desarrollo en los despachos oficiales. No hay compañía con mejores condiciones entre las interesadas directas en esos proyectos que el conglomerado Techint. En el caso del gasoducto, incluso, tiene a Tenaris, que vende caños a todo el mundo.

¨A tope: El sistema de transporte del gas se saturó con el aporte que hizo Vaca Muerta.¨

Los subsidios, claves para tener más gas

La escasez de gas motivó diferentes programas de estímulo para la producción nacional. El último fue el promovido en la resolución 46 del Ministerio de Energía en la época de Juan José Aranguren. Tecpetrol logró un récord.

La petrolera del Grupo Techint llegó producir 17 millones de metros cúbicos por día, el doble de lo estimado al momento de presentarse para acceder a los subsidios de la resolución 46. Cerca del 15% de la producción nacional.

El desempeño de Tecpetrol en Fortín de Piedra es clave para explicar el aumento de la producción nacional de gas. El incremento del volumen de producción de la petrolera de Techint en términos netos fue superior a la nacional.

Una cumbre del sector petrolero con Nación para descomprimir

La Secretaría de Energía de la Nación conducida por Gustavo Lopetegui convocará esta semana a las principales operadoras y al sindicato del petróleo y gas privado. El encuentro tiene lugar en medio de las tensiones por el ajuste al subsidio al shale gas de Vaca Muerta.

LMNeuquen

Fuentes del gobierno nacional adelantaron que buscan “repasar la agenda del sector”. El jueves el secretario general del gremio, Guilllermo Pereyra, mantuvo un diálogo telefónico con Lopetegui “en muy buenos términos”, según informaron en el sindicato.

De acuerdo con lo que pudo saber LM Neuquén, el nuevo secretario de Energía tocará varios temas que están vinculados a la producción de gas en la cuenca neuquina. Por un lado, la cancelación de la deuda con las productoras cercana a los u$s 1500 millones del Plan Gas, el antecesor del actual subsidio de la resolución 46.

Al mismo tiempo, la agenda incluirá la evaluación de algún tipo de mecanismo “de mercado” que permita incentivar a la producción durante el invierno. También se tocará el tema de la renovación de beneficios arancelarios para la importación de bienes de capital para la industria, según pudo saber este diario.

El nuevo marco regulatorio para el transporte de hidrocarburos y las inversiones en este segmento clave de la industria serán parte de la agenda, que el gobierno pone en funcionamiento en medio de las tensiones en Vaca Muerta.

Fue una semana complicada para la cuenca neuquina: el recorte del subsidio que había disparado la producción de shale gas en el último año tuvo la réplica de la principal empresa perjudicada, Tecpetrol, que ya le hizo un planteo administrativo a la secretaría de Energía de la Nación, donde expresa que perdería unos 2000 millones de pesos por el ajuste.

La empresa dejará sin actividad a tres de los cuatro equipos que tiene Fortín de Piedra, un área donde hoy produce unos 17,5 millones de metros cúbicos de gas por día.

Esto puso en guardia al gremio petrolero, que convocó a unos 10.000 trabajadores en Añelo y se plantó ante la posibilidad de que haya despidos.

Un día después de esa demostración de fuerzas, Lopetegui se comunicó con Pereyra. De ese diálogo se desprende la convocatoria a la Mesa de Vaca Muerta que funcionará en marzo, donde se esperan canalizar algunas de las preocupaciones del sindicato. Se trata del ámbito oficial donde tienen representación todos los actores del sector, y donde se buscan soluciones a diversas problemáticas.

https://www.lmneuquen.com/una-cumbre-del-sector-petrolero-nacion-descomprimir-n622841

Nación prepara un plan estímulo para Vaca Muerta en el período invernal

Se lo conoce como “Resolución 47”. Las operadoras recalculan una baja en sus inversiones que tienen a Tecpetrol como punta de lanza con la baja de equipos.

VICTORIA TERZAGHI

Río Negro

En el segundo semestre del año pasado Vaca Muerta se había convertido en el caballito de batalla del gobierno nacional. El desfile de funcionarios por sus bloques fue tal que incluso contabilizó al presidente Mauricio Macri.

Pero, dicho en sus palabras, pasaron cosas y el recorte fijado en los volúmenes de producción a subsidiar con la Resolución 46 enervó tanto a las empresas más afectadas como al gremio de Petroleros Privados que realizó un acto de demostración de fuerza para marcar la cancha a las empresas y lanzar un tiro por elevación al gobierno nacional.

Desde la secretaría de Energía que conduce Gustavo Lopetegui se prepara un nuevo plan de incentivos para el gas de invierno, al cual en las operadoras ya tildaron como la “Resolución 47”. El esquema busca ser un paliativo para las operadoras, en especial para aquellas que con el recorte del nuevo Plan Gas no lograron acceder al subsidio.

Si bien la letra chica no está terminada y se espera que recién se de a conocer entre fines de mes y principios de abril, el esquema consiste en aportar un plus de no más de 2,50 dólares por millón de BTU para el nuevo gas pero únicamente durante los cinco meses de frío que van de mayo a septiembre.Te puede interesar | Buscan bajarle tono a las suspensiones de Tecpetrol en Vaca Muerta

Lo cierto es que desde las operadoras se estima que el precio del gas se incrementarápara entonces y llevará a que el incentivo a pagar sea mucho menor.

La medida en planes no termina de cuadrar en las petroleras que ya afinan el lápiz para las presentaciones judicialesYPF y Tecpetrol ya hicieron pública sus posturas, pero a la lista se suman también Pampa Energía pues todos sus desarrollos quedaron excluidos del incentivo oficial.

Y un caso particular es de Shell y su desarrollo en Rincón de la CenizaEl bloque logró ingresar en la primera tanda de la Resolución 46 pero únicamente por la parte del desarrollo que le corresponde a Total Austral (42,5%).Te puede interesar | Nación achica el Plan Gas y no sumará nuevos desarrollos en Vaca Muerta

El 42,5% de Shell y el 15% de la estatal neuquina Gas y Petróleo (GyP) no lograron la venia nacional, lo cual pone no sólo en una más que incómoda situación a las empresas socias, sino también a la angloholandesa en las puertas de un litigio pues el desarrollo avalado es realizado por la UTE que integran.

La principal perjudicada con la decisión de sólo subsidiar la producción declarada por las empresas al momento de presentarse al programa fue Tecpetrol. La petrolera del Grupo Techint fue también la primera en tomar medidas de reacción y disponer que a partir de marzo funcionará con un sólo equipo de perforación y bajará los otros tresque hoy tiene en operaciones.

La medida es también un tiro por elevación a Nación antes de iniciar acciones legales, pero mientras tanto la que cruje es Vaca Muerta.

Desde el gobierno nacional se evitó reformar el Plan Gas para evitar demandas pero los reclamos de 
las operadoras se multiplican con los días.

En números

5.600 millones de pesos asegura Tecpetrol que dejará de recibir en 2018 por la reinterpretación de la norma.

12 son los proyectos que no ingresaron al plan. De ellos 7 se orientan al shale gas.

42,5% de Rincón de la Ceniza es de Shell pero la firma no fue incluida en el subsidio. Su socia Total sí percibe aportes por su parte de la producción.

Image

VICTORIA TERZAGHI07 FEB 2019 – 00:00

Lopetegui pone la mesa para resolver la crisis del gas

Le dijo a Pereyra que convocará a la Mesa de Vaca Muerta por los subsidios.

Javier Polvani / [email protected]

LMNeuquén

La pueblada de los petroleros en Añelo terminó de convencer al gobierno de Mauricio Macri de que debía salir a frenar la crisis por recortes a los subsidios al gas no convencional lo antes posible. El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, tomó el toro por las astas: dispuso debatir los coletazos del ajuste en la Mesa de Vaca Muerta, que integra a las petroleras con las prestadoras de servicio, los sindicatos y los gobiernos de la Nación y la Provincia.

Guillermo Pereyra le dijo a este diario que Lopetegui le reveló la traza del plan para encauzar la crisis en una comunicación telefónica ocurrida ayer por iniciativa del funcionario nacional. “Hablamos con franqueza, cuando aparecen problemas hay que resolverlos”, consideró el sindicalista.

La estrategia de Lopetegui apunta a licuar la esquizofrenia creciente por la posibilidad de recortes de tareas de las petroleras perjudicadas por la merma en el flujo de subsidios entre el cúmulo de temas pendientes de resolución en materia de producción no convencional. En la mesa está en discusión de las obras para el tren que unirá Vaca Muerta con el puerto de Bahía Blanca hasta la interacción con las empresas locales.

La línea discursiva trazada ayer por Pereyra presentó un giro respecto a la del día anterior. “La asamblea que convocamos en Añelo tuvo fines informativos, nada más”, se apuró a aclarar cuando se le consultó sobre el impacto de la puesta en escena en la Casa Rosada.

Lopetegui entendió el mensaje, más allá de las aclaraciones posteriores del líder petrolero: es necesario evitar una escalada del conflicto abierto con Tecpetrol, la nave petrolera de la flota de empresas del Grupo Techint, que lidera el poderoso empresario Paolo Rocca. De lo contrario, los efectos podrían afectar la situación laboral de los petroleros, con lo cual se generaría un caos que alcanzaría a todas las petroleras que operan en la formación no convencional neuquina.

“No vamos a permitir ningún tipo de despido porque 20 mil trabajadores defienden Vaca Muerta. Y no me va a temblar el pulso si hay que romper todos los acuerdos que se hicieron”, había advertido Pereyra con el aval de una ovación de parte de los afiliados a su gremio que colmaron un predio lindante con la estación de servicio Shell de la cabecera de Añelo.

Guillermo Pereyra. Titular del Sindicato Petrolero

1. ¿Qué margen tiene la mesa de Vaca Muerta para resolver la crisis?

El tema de los subsidios es uno de los problemas a resolver, pero hay otros con la misma o mayor importancia y urgencia.

2. ¿Pero están en riesgo los puestos de trabajo?

La falta de capacidad de transporte del gas también pone en riesgo los puestos de trabajo.

3. ¿Cuál es la solución que se le ocurre al gremio?

Nosotros vamos a plantear la necesidad de hacer el gasoducto a Rosario ya. Las empresas deberán comprometerse con las inversiones necesarias.

Foto: Lucas Campomori

Conflicto entre gobierno y petroleras: las claves.

El gobierno se reunió con los principales empresarios del sector y confirmo los recortes de subsidios al gas de Vaca Muerta. Intentará compensar a las principales damnificadas pero es casi un hecho que se abrirá un frente judicial. 

Ignacio Smith. Vaca Muerta Web

El carácter estratégico de la explotación de no convencionales en Vaca Muerta hace que la actual situación de impasse entre el gobierno y las principales petroleras haya encendido la alarma tanto en el círculo íntimo de la gestión Macri como en los principales operadores de la industria hidrocarburífera.

Haciendo historia.

A partir de marzo de 2017 el gobierno, a través del entonces ministro Juan José Aranguren,  lanzó el llamado “Programa de Estímulo a las Inversiones en Desarrollos de Producción de Gas Natural proveniente de Repertorios No Convencionales”,  destinado a subsidiar la producción gasífera de las empresas presentes en vaca Muerta. La normativa conocida como la “resolución 46” determinó precios mínimos para la venta de gas por cuatro años, comenzando con la cifra de US$ 7.50 por millón de  BTU que iría decreciendo en los sucesivos años.

Esta política de subsidios a la producción gasífera  permitió incrementar sustancialmente la producción, pero entró en crisis a mediados del año pasado cuando la devaluación de la moneda hizo saltar exponencialmente las cifras dolarizadas  de los subsidios y llegaron las exigencias del FMI para reducir el deficit fiscal. 

¨Cambio en las reglas de juego”

En la reunión llevada a cabo el día de ayer con varios ejecutivos petroleros, según informa El Cronista, el Secretario de Energía Gustavo Lopetegui comunicó las últimas resoluciones del organismo: reducir los subsidios sin modificar la normativa impuesta a partir de una reinterpretación  de la letra chica de la resolución 46 , considerando que sus objetivos han sido “sobrecumplidos” (El Cronista). Esto supone que el gobierno solo subsidiará la producción de gas declarada al momento de solicitar el beneficio. La diferencia es ostensible en tanto el boom de extracción gasífera supuso para varias empresas una producción que superó con creces la declarada y planificada originalmente. Fuentes oficiales explicaron “Vimos que no había manera de compatibilizar los comentarios de todos los participantes con los objetivos del país de llegar al equilibrio fiscal primario. Con lo cual después de muchas reuniones tomamos la decisión de mantener sin modificaciones la Resolución 46”. (LPO)

Techint y el frente judicial

La principal perjudicada es Tecpetrol, la petrolera del grupo Techint que ante el boom de sus pozos en Fortín de Piedra duplicó la producción presentada en su curva de producción de 8 millones  a 17 millones de BTU. Es por esto que se descuenta una presentación judicial  que supondría costos millonarios para el estado, un frente de batalla impensado cuando hace meses el presidente se presentó junto al CEO de la compañía, Paolo Rocca, en los yacimientos de Tecpetrol en el contexto de la aparición de su nombre en la causa de los cuadernos. El comunicado difundido ayer por la empresa fue terminante  al respecto: “La Sociedad y sus asesores legales no encuentran sustento jurídico al criterio que actualmente adopta la Secretaría de Gobierno de Energía, por lo cual hace expresa reserva de sus derechos, y se encuentra analizando los cursos de acción a seguir.”

¿Qué ofrece el gobierno?

Como contraparte el gobierno ha ofrecido a las empresas:  compromiso para abonar la deuda del Plan Gas 2017 que se haría con un bono a 30 meses, una resolución  para mejorar la infraestructura con el objetivo de facilitar el transporte y exportación de petróleo liviano, extender la vigencia del decreto que establece aranceles bajos para importación de maquinaria usada, y autorizar los pedidos todavía pendientes de exportación de gas para dar salida a la producción que en verano no encuentra suficiente demanda dentro del país.