Buscan bajarle el tono a las suspensiones de Tecpetrol

Pereyra confirmó una reunión con el secretario de Energía Lopetegui. Pidió “tranquilidad” a los afiliados. Gutiérrez aseguró que “no hay peligro”.

Río Negro

Luego de conocerse la decisión de la petrolera del grupo Techint, de bajar tres equipos de perforación y suspender 300 operarios en Vaca Muerta, desde el sindicato de Petroleros Privados, su titular Guillermo Pereyra, buscó bajarle el tono a la crisis. Aseguró que no hay condiciones para que se concreten las suspensiones y pidió “tranquilidad” a los afiliados.

El gobernador en uso de licencia política, Omar Gutiérrez, también se hizo eco de la situación. En diálogo con “Río Negro” aseguró que “no peligra Vaca Muerta como se busca mostrar” y agregó que insistirá en que se mantengan reglas claras para el desarrollo de los no convencionales.

“Los subsidios fueron planteados para avanzar con una curva de desarrollo. Hay que despejar el camino para que Vaca Muerta pueda seguir avanzando. Se viene otra etapa, un a nueva, que cuenta con la seguridad jurídica y las reglas claras que ofreció siempre la Provincia de Neuquén”, expresó.

Tecpetrol, la operadora controlada por el grupo que dirige Paolo Rocca, analiza la vía judicial para reclamarle a Nación por los cambios en el Plan Gas. En concreto la secretaría de Energía de Gustavo Lopetegui decidió la semana pasada cerrar el ingreso de nuevos proyectos y pagar solo un máximo de producción por área, lo que afectó el negocio de la petrolera de Techint.

En este contexto trascendió ayer que la firma de Rocca, ahora distanciado de la Rosada, daba de baja tres de los cuatro equipos de perforación que tiene en el yacimiento estrella del shale gas neuquino: Fortín de Piedra. En el sector se relativizó la medida tomada e incluso se deslizaron teorías que apuntan a un fin de impacto mediático.

Por su parte Pereyra aseguró que habló telefónicamente con Lopetegui y éste le confirmó un próximo encuentro de la Mesa Vaca Muerta para la próxima semana.

Pidió “tranquilidad” a los afiliados y dijo que en caso de que se bajen equipos “otras operadoras” podrían alquilarlos. “Bajar un equipo no es un despido. No es fácil formar a la gente para operar estos equipos nuevos”, dijo y remarcó que “no entramos en la discusión si está bien o está mal la quita de subsidios. Es un tema que lo tienen que arreglar las empresas y el gobierno nacional, nosotros cumplimos con la paz social”.

Rioseco crítico

El candidato a gobernador de Unidad Ciudadana – Frente Neuquino, Ramón Rioseco, criticó a Gutiérrez y Pereyra y dijo que las suspensiones son “despidos encubiertos”.

“Hace dos años ocurrió una ola de despidos que fue tapada por el sindicato, primero los enviaron unos meses a su casa y después los despidieron. Ahora están haciendo lo mismo, convocan a una asamblea para decir que no aceptaran ni un despido y a las pocas horas llegan 300 telegramas”, expresó.

El senador del MPN dijo que no existe incompatibilidad para que el gobernador participe del encuentro que se realizaría la semana que viene.

En números

300

operarios quedarían afectados por la decisión que tomó la compañía del grupo que dirige Paolo Rocca.

u$s 7

dólares garantiza el Plan Gas por millón de BTU a las firmas beneficiadas. El promedio en Neuquén es de 4,2 dólares.

Foto: Lucas Campomori

Tecpetrol baja tres equipos del área Fortín de Piedra

Busca equilibrar cuentas tras el ajuste en el subsidio.
Tecpetrol también necesita aplicar un ajuste: dejará fuera de su operación en Fortín de Piedra tres equipos de perforación, por lo que sólo continuará su plan de desarrollo, por ahora, con uno solo.

Fernando Castro / [email protected]

LMNeuquén

La decisión es otro coletazo del ajuste del gobierno nacional en el subsidio al shale gas de Vaca Muerta. La empresa es la principal perjudicada por la medida, ya que le reconocerán con el beneficio la mitad de su producción (8,5 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/día) del total de 17,5 que produce hoy.

Según pudo saber LM Neuquén, la decisión es parte de una readecuación de costos que necesita poner en marcha por la caída de este aporte estatal, luego de tomar deuda para invertir unos 1700 millones de dólares para erigirse en tiempo récord como el jugador de más peso en el shale gas de Vaca Muerta.

De acuerdo con la información a la que pudo acceder este diario, la empresa irá a la Justicia, ya que considera que la resolución 46 del ex ministerio de Energía es clara en cuanto a los volúmenes de gas que pueden acceder al subsidio.

Tecpetrol venía invirtiendo a razón de u$s100 millones mensuales en el principal proyecto de Vaca Muerta en los dos últimos años.

El ajuste en la operación de perforación no implica que la compañía dejará de apostar al proyecto: hoy alcanzó su plateau de producción, necesita acomodar su ingeniería financiera, pero continuará con las obras que ya tenía en marcha en el campo gasífero en el que empleó a unas 4000 personas durante toda su etapa de desarrollo. Entre ellas, la ampliación de su planta de tratamiento de gas, donde hoy procesa el grueso de su producción.

Al mismo tiempo, seguirá con los ensayos de high density fracking, donde espera optimizar el desempeño por cada pozo. Esto habla a las claras de una intención de replantearse su operación, pero al mismo tiempo estar dispuesta a dar el salto cuando crea que haya condiciones de hacerlo. No tiene en carpeta un recorte en la producción del gas que inyectó. Sin embargo, no es una posibilidad que esté descartada del todo.

Ahora la compañía encarará su plan progresivo de suspensión de los equipos con la que suspenderá sus perforaciones.

Todavía no es del todo claro qué implicará en empleados afectados. La figura es una suspensión de estos equipos, por lo que serán las empresas de servicio las que reasignarían en funciones a estos trabajadores.

De este modo, Vaca Muerta vivió ayer uno de sus días más complicados de los dos últimos años.

El recorte en el subsidio fue la última decisión que tomó el gobierno nacional al no lograr el consenso de todas las operadoras para una nueva normativa para aplicar el ajuste. De este modo, optó reconocer los volúmenes inicialmente declarados por las productoras al acceder al subsidio, y no la producción posterior, pese a que, por caso, Tecpetrol sostiene que se le habían reconocido.

u$s 2300 millones de inversión total preveía hacer Tecpetrol

Es el proyecto con el que comenzó a jugar fuerte a nivel nacional. Esa cifra ahora está en suspenso, a partir de la caída del aporte que fue sustancial para hacer crecer la producción.

Del estímulo a las incógnitas

Una caja acotada

El Gobierno quiere gastar sólo unos u$s 700 millones en este subsidio. No alcanza para el grueso de la producción que aspira a acceder al beneficio.

Una negociación fallida

Desde diciembre, Nación trató de buscar consenso en el recorte con una nueva normativa. No lo logró y le quedó el camino de reconocer menos volúmenes con el aporte.

Lo que se viene

Ahora, Tecpetrol, principal damnificada, va a la Justicia y aplicará un ajuste, sin dejar de lado el desarrollo de su activo.

Conflicto entre gobierno y petroleras: las claves.

El gobierno se reunió con los principales empresarios del sector y confirmo los recortes de subsidios al gas de Vaca Muerta. Intentará compensar a las principales damnificadas pero es casi un hecho que se abrirá un frente judicial. 

Ignacio Smith. Vaca Muerta Web

El carácter estratégico de la explotación de no convencionales en Vaca Muerta hace que la actual situación de impasse entre el gobierno y las principales petroleras haya encendido la alarma tanto en el círculo íntimo de la gestión Macri como en los principales operadores de la industria hidrocarburífera.

Haciendo historia.

A partir de marzo de 2017 el gobierno, a través del entonces ministro Juan José Aranguren,  lanzó el llamado “Programa de Estímulo a las Inversiones en Desarrollos de Producción de Gas Natural proveniente de Repertorios No Convencionales”,  destinado a subsidiar la producción gasífera de las empresas presentes en vaca Muerta. La normativa conocida como la “resolución 46” determinó precios mínimos para la venta de gas por cuatro años, comenzando con la cifra de US$ 7.50 por millón de  BTU que iría decreciendo en los sucesivos años.

Esta política de subsidios a la producción gasífera  permitió incrementar sustancialmente la producción, pero entró en crisis a mediados del año pasado cuando la devaluación de la moneda hizo saltar exponencialmente las cifras dolarizadas  de los subsidios y llegaron las exigencias del FMI para reducir el deficit fiscal. 

¨Cambio en las reglas de juego”

En la reunión llevada a cabo el día de ayer con varios ejecutivos petroleros, según informa El Cronista, el Secretario de Energía Gustavo Lopetegui comunicó las últimas resoluciones del organismo: reducir los subsidios sin modificar la normativa impuesta a partir de una reinterpretación  de la letra chica de la resolución 46 , considerando que sus objetivos han sido “sobrecumplidos” (El Cronista). Esto supone que el gobierno solo subsidiará la producción de gas declarada al momento de solicitar el beneficio. La diferencia es ostensible en tanto el boom de extracción gasífera supuso para varias empresas una producción que superó con creces la declarada y planificada originalmente. Fuentes oficiales explicaron “Vimos que no había manera de compatibilizar los comentarios de todos los participantes con los objetivos del país de llegar al equilibrio fiscal primario. Con lo cual después de muchas reuniones tomamos la decisión de mantener sin modificaciones la Resolución 46”. (LPO)

Techint y el frente judicial

La principal perjudicada es Tecpetrol, la petrolera del grupo Techint que ante el boom de sus pozos en Fortín de Piedra duplicó la producción presentada en su curva de producción de 8 millones  a 17 millones de BTU. Es por esto que se descuenta una presentación judicial  que supondría costos millonarios para el estado, un frente de batalla impensado cuando hace meses el presidente se presentó junto al CEO de la compañía, Paolo Rocca, en los yacimientos de Tecpetrol en el contexto de la aparición de su nombre en la causa de los cuadernos. El comunicado difundido ayer por la empresa fue terminante  al respecto: “La Sociedad y sus asesores legales no encuentran sustento jurídico al criterio que actualmente adopta la Secretaría de Gobierno de Energía, por lo cual hace expresa reserva de sus derechos, y se encuentra analizando los cursos de acción a seguir.”

¿Qué ofrece el gobierno?

Como contraparte el gobierno ha ofrecido a las empresas:  compromiso para abonar la deuda del Plan Gas 2017 que se haría con un bono a 30 meses, una resolución  para mejorar la infraestructura con el objetivo de facilitar el transporte y exportación de petróleo liviano, extender la vigencia del decreto que establece aranceles bajos para importación de maquinaria usada, y autorizar los pedidos todavía pendientes de exportación de gas para dar salida a la producción que en verano no encuentra suficiente demanda dentro del país.