Tardarán dos o tres semanas en controlar el incendio en el pozo de YPF

Aun se desconoce el origen de la fuga que causó el siniestro el sábado a la madrugada. Fueron convocados especialistas extranjeros.

Río Negro

Foto: Juan Thomes

Entre dos y tres semanas se tardará en controlar de forma total el incendio en uno de los pozos del yacimiento Loma La Lata, que opera YPF. La petrolera informó que ayer llegaron los especialistas extranjeros que elaborarán el plan de contención y se aclaró que aun se desconoce el origen de la fuga de gas que causó el siniestro.

El gerente regional de YPF, Carlos Grassia, resaltó que la empresa convocada es Wild Well Control, quienes resuelven el 80% de este tipo de casos a nivel mundial. La firma tiene base en Estados Unidos y su rol en este tipo de eventos está previsto por protocolo.

Grassia explicó que se conoció de la fuga de gas el sábado a la madrugada, cuando dos empresas de servicio, Clear y Calfrac, trabajaban en el pozo Loma La Lata Oeste X2, que estaba en un “periodo de ensayo”. Aseguró que no hubo heridos porque los trabajadores actuaron según el protocolo, poniéndose a resguardo. Informó que, actualmente, se delimitó una zona de exclusión de 300 metros dentro de la cual solo ingresa el personal experto.

Sobre las causas, fuentes del sector apuntaron a una falla durante una de las últimas maniobras de completación en el pozo. Creen que pudo existir una pérdida en el cabezal del “árbol de producción” al intentar realizar un pasaje para una cinta calefactora. El hecho podría sintetizarse como un desperfecto en una válvula.

Por su parte, el gerente resaltó que aun no conocen el origen de la fuga y que hoy los esfuerzos están concentrados en controlar la situación, lo que podría tardar entre dos a tres semanas. Recalcó que, con este fin, se está evaluando la importación de equipamiento especial.

Grassia reconoció que una semana antes detectaron otra fuga de gas, pero no vinculó ambos hechos porque en esa oportunidad se trató de un evento menor, en otro sector de la infraestructura del pozo, que fue controlada por un equipo de intervención de las empresas de servicio.

Desde YPF resaltaron que el fuego fue controlado en el lugar, lo que mejora las condiciones para extinguirlo, y que no genera riesgos para las personas porque no hay poblaciones ni explotaciones industriales cercanas.