Vaca Muerta: el nuevo Plan Gas otorga un papel más importante a las provincias

La resolución 46-E/2017 introduce a los distritos productores en la toma de decisiones. Alcanza únicamente a proyectos de gas no convencional.

El Ministerio de Energía de la Nación finalmente decidió extender los subsidios a la producción de gas hasta 2021. La resolución 46-E/2017 fija que las provincias tendrán responsabilidades incluso en el precio del hidrocarburo, algo que antes no era reconocido y que hasta en Neuquén consideraron que la medida se ajusta a la Ley Corta -aquella que impulsó el ex presidente Néstor Kirchner para que los recursos del subsuelo sean potestad de las provincias-.
Al programa pueden adherir todas las empresas que tengan derecho a producción de gas no convencional provenientes de la Cuenca Neuquina. Es por esto que desde Chubut vienen quejándose para que un programa similar llegue hasta esta provincia y aprovechar así el incremento de la producción gasífera, que podría repercutir en un incremento de las regalías para el Estado provincial sobre ese recurso no renovable.
“El cumplimiento del referido plan será verificado en forma semestral por la Autoridad de Aplicación Provincial, quien efectuará el control y certificación de inversiones previstas, informando a la Secretaría de Recursos Hidrcarburíferos aquellas concesiones incluidas que hubieran incumplido dichas inversiones a los fines de su baja del Programa”, dice el segundo punto de las bases y condiciones expuestas en la resolución 46-E/2017.
La inclusión o baja de alguna empresa a este programa de incentivos a la producción de gas no convencional tiene que ser informado por la provincia a la Secretaría de Hidrocarburos de la Nación. Una baja puede ser tras la verificación de que la compañía haya omitido información, o presente un informe inexacto o, en el peor de los casos, el falseamiento de datos para lograr el beneficio.
La norma firmada por el ministro Juan José Aranguren establece que sólo podrán acceder a los precios diferenciales para el gas nuevos proyectos de inversión, lo que resulta una diferencia con los anteriores planes. Antes era la producción incremental, ahora abarca a cualquier proyecto de no convencionales a los cuales el gobierno nacional tiene mucha confianza.
De forma semestral, la autoridad de aplicación de Neuquén (o Río Negro, si avanzara algún proyecto allí) efectuará el control y certificación de inversiones previstas en el plan de inversión.
Esta resolución ministerial considera y especifica que el gas no convencional “es el gas proveniente de reservorios de gas natural caracterizados por la presencia de areniscas o arcillas muy compactadas de baja permeabilidad y porosidad, que impiden que el fluido migre naturalmente y por lo cual la producción comercial resulta posible únicamente mediante utilización de tecnologías de avanzada (Tight Gas o Shale Gas)”.
Lo más importante, el precio mínimo: 7,50 dólares por MMBTU para el año 2018, 7 para 2019, 6,50 para el año 2020 y 6 para el 2021. Aquí se ve que el plan del gobierno nacional es llegar a un punto en el que pueda acoplar los precios locales con los internacionales, al igual que con el petróleo.

Origen: Vaca Muerta: el nuevo Plan Gas otorga un papel más importante a las provincias