Vaca Muerta suma gasoductos

TGS inaugurará en dos semanas más de 60 kilómetros de líneas en una zona en la que estaba agotado el transporte. Nación licitará el mes que viene la construcción de un nuevo ducto.

Victoria Terzaghi

Río Negro

El gas de Vaca Muerta comienza a respirar con la puesta en marcha del primer tramo del gasoducto que desarrolla la firma Transportadora Gas del Sur (TGS) y el inminente llamado a licitación para la construcción de un nuevo ducto que lleve el fluido hacia los grandes centros de demanda.

Hace tres semanas el gobierno nacional abrió las propuestas que presentaron transportistas y operadoras para ampliar la actual capacidad de los gasoductos troncales y avanzar en la construcción de un nuevo sistema.

En este último punto hubo coincidencia en la traza que un nuevo gasoducto debería tener, al punto que tanto la propuesta de TGN, como la de TGS junto a YPF, coincidieron en que el primer tramo partirá de la cabecera actual de los Neuba para llegar hasta la localidad de Salliqueló, cerca de Bahía Blanca, desde donde tendrá conexión con otras redes ya existentes.

Esta propuesta cuadra con las aspiraciones de la secretaría de Energía de la Nación que conduce Gustavo Lopetegui, quien anticipó a “EnergíaOn” que “en pocas semanas vamos a iniciar la licitación de una tercera concesión de transporte”.

En números

300

millones de dólares suma la inversión que TGS realiza en los sistemas de Vaca Muerta y que podría ampliarse a 800.

56

millones de metros cúbicos de gas por día podrán ser transportados cuando el sistema esté completo.

Según se supo, por la dificultad para obtener el financiamiento necesario para completar un sistema que llegue hasta el cordón industrial santafesino, se avanzaría sobre el primer tramo que está estimado en unos 800 millones de dólares. Es que para esta etapa se podrían destinar tanto los fondos ofrecidos por la Corporación de Inversión Privada en el Extranjero (OPIC), como así también aportes del Fondo de Garantía de Seguridad (FGS) de la Anses.

En una coincidencia de fechas, el próximo 14 de mayo TGS tiene proyectado inaugurar la primera etapa de construcción de los gasoductos que realiza en el corazón de Vaca Muerta. En esta fase se pondrán en funcionamiento los primeros 67 kilómetros de ductos y la primera parte de la planta de acondicionamiento que permitirá tratar de inmediato 5 millones de metros cúbicos de gas por día.

“Recibimos las expresiones de interés y en pocas semanas vamos a iniciar la licitación de una tercera concesión de transporte”.

Gustavo Lopetegui, Secretario de Energía de la Nación.

Puntualmente se trata de la habilitación del denominado Tramo Sur, de 33 kilómetros de extensión, y la primera parte de 34 kilómetros del Tramo Norte. Es que este segundo ducto tiene una extensión considerable, de 115 kilómetros.

El sistema permitirá transportar gran parte de la nueva producción de gas que se extrae de una zona de Vaca Muerta y que no cuenta con gasoductos capaces de absorber sus crecientes números y que en algunos casos obliga a frenar las actividades.En la zona de Tratayén, a las afueras de Añelo, la firma construyó la planta de acondicionamiento y vinculación.

Puntualmente el sistema parte de la zona norte de Los Toldos 1 Sur y Parva Negra, recorre áreas como Pampa de las Yeguas y Bajada de Añelo y empalma a la altura de Loma Campana con la línea sur que parte de Aguada Pichana Este.

Los ductos Tramo Sur y Tramo Norte recolectarán esa producción para trasladarla a la planta de procesamiento que se construyó en la zona de Tratayén. Desde allí la firma podrá conectar la producción con los sistemas troncales que llevan el gas neuquino al resto del país, dejando los mismos al tope de su capacidad.

El nuevo sistema de TGS permitirá que algunos bloques puedan ampliar su producción, hoy frenada por la falta de capacidad de transporte.

Desde la firma se anunció además que la inaguración del tramo final de los trabajos lanzados el año pasado se realizará en octubre y permitirá posicionar a TGS al tope de los midstreamers del país.

Análisis: La bonanza que choca con los cuellos de botella

Por Victoria Terzaghi

El potencial productivo de gas natural de Vaca Muerta es enorme, pero los cuellos de botella que enfrenta ya estrangulan su crecimiento.

La creación de nuevos gasoductos como los de TGS y la licitación que prepara Nación serán un respiro para las operadoras volcadas al gas, pero no terminan de resolver los problemas del segmento.

La caída de precio en el mercado interno por la sobreoferta amenaza a los desarrollos que deberán esmerarse en el recorte de costos. Pero la falta de mercado termina siendo el gran dilema y constrictor del precio.

El gasoducto a Salliqueló ampliará sin dudas la oferta pero recién el año que viene. En el corto plazo las exportaciones serán la mejor alternativa pero siempre y cuando puedan saltar la valla del cortoplacismo.