Vecinos amenazan con bloquear Vaca Muerta tras una serie de sismos

Vecinos del paraje Sauzal Bonito, ubicado a dos kilómetros del área Fortín de Piedra de Vaca Muerta, en la cuenca neuquina, se vieron afectados desde ayer y hasta la madrugada de hoy por más de 20 sismos de distinta intensidad que provocaron daños en las viviendas y anticiparon que si las autoridades provinciales no atienden la problemática de la zona, podrían realizar un bloqueo para los vehículos que ingresan al área de operaciones.

En diálogo con Télam, un vecino del poblado rural, Carlos Pérez, explicó que “esto empezó hace unos meses, antes no había sismos, creemos que el causal son los trabajos no convencionales de las petroleras, la fractura hidráulica”.

“Sentimos más de 20 movimientos durante el miércoles, y hoy a la mañana volvió a temblar”, relató Pérez y agregó que “se está enfermando la gente, los chicos tienen mucho miedo”.

“Ya le dijimos a Provincia que se nos están partiendo las paredes de las viviendas, y las más precarias se están por caer”, manifestó el vecino.

Este mediodía se reunieron las 100 familias que residen en el paraje y resolvieron movilizarse a la ruta provincial 17 para llevar a cabo “un preaviso y hablar con la gente de las empresas” y, en el caso de no tener respuestas, mañana realizarán un bloqueo para los vehículos de la actividad petrolera.

Según el informe “Sismicidad en Sauzal Bonito, Cuenca Neuquina” elaborado por Joaquín Vásquez Marín, director de Sismología de Chile y miembro del Departamento de Analistas de la organización homónima, la zona del poblado forma parte de la estructura de la Dorsal de Huincul, un sistema de fallas geológicas, que podría ser responsable de los fenómenos sísmicos registrados en los últimos tiempos en esa región. Pero agrega que no obstante, los constantes movimientos telúricos también podrían estar relacionados con el fracking o estimulación hidráulica, método de extracción utilizado por las explotaciones no convencionales de hidrocarburos”.

El documento fue dado a conocer el pasado 4 de enero.

Telam