YPF presentó los detalles de su plan quinquenal.

Confirmó su plan quinquenal con una inversión de 30.000 millones de dólares. Alrededor del 70% de esos desembolsos llegará a Vaca Muerta.

A 72 horas del triunfo electoral del oficialismo en el país, YPF presentó los detalles de su plan quinquenal. La petrolera de mayoría estatal planificó un escenario de base, con precios moderados para los hidrocarburos y un camino hacia el libre mercado, en el que desembolsará 30.000 millones de dólares entre 2018 y 2022. Se estima que el 70% de esas inversiones lleguen hasta Vaca Muerta ya que busca que la mitad de su producción llegue desde los no convencionales.

Miguel Gutiérrez, el presidente de la operadora, participó ayer de una conferencia con inversionistas en Wall Street. Durante su presentación, de la que también participaron los principales ejecutivos de la compañía, destacó que sólo con la formación no convencional neuquina la compañía incrementará un 50% las reservas probadas (P1) en los próximos cinco años, lo que se traduce en una revalorización de activos.

 

Desde la compañía explicaron que los 30.000 millones de dólares que invertirán en el país no se repartirán en porciones idénticas cada año. Aclararon que 21.500 millones saldrán de la caja propia, mientras que el resto llegarán por asociaciones y, si bien no lo explicitaron, también por la toma de deuda.

Las líneas trazadas a futuro para platear el plan podrían definirse como conservadoras. Se proyectó un precio para el barril de petróleo de 50 dólares y valores promedio para el gas que se emparentan con el sendero de liberación de mercado que trazó el gobierno Nacional, que finaliza por encima de los 6 dólares para el millón de BTU.

La Cuenca Neuquina se llevará una de las principales tajadas de los desembolsos. El proyecto plantea incrementar la producción de hidrocarburos a razón de un 5% anual y elevar del 28% al 56% la participación de los no convencionales (shale y tight). Hoy produce el 46% del petróleo y el 42% del gas del país.

Para los convencionales planifican sostener unos 29 proyectos y completar más de 1.600 pozos en el periodo. Por esto se trabajará fuertemente –indicaron– en la baja de costos y en el mejoramiento de las operaciones de los campos maduros.

El ejecutivo de la petrolera anticipó que buscarán reducir un 20 por ciento los costos de las operaciones. El vicepresidente Ejecutivo de Upstrem, Pablo Bizzotto, planteó que el objetivo es llegar a 2022 con un costo de desarrollo para Loma Campana, el principal yacimiento en Vaca Muerta, de 10 dólares por barril, una meta que se esperaba alcanzar antes.

 

En esencia el nuevo plan quinquenal busca revalorizar la marca de la compañía y posicionarla en el mercado global de la energía. Por eso las inversiones también servirán para duplicar la potencia instalada que opera la firma en generación eléctrica y ampliar la red de estaciones de servicios en 200 nuevos punto de venta.

En la charla con los inversionistas, los directivos de YPF se preocuparon de dejar en claro que el país transita hacia el libre mercado. Dijeron que allí se presenta un gran oportunidad para mejorar el posicionamiento de la compañía en la comercialización de sus productos.

En números
u$s 8.500
millones los conseguirá de socios actuales y nuevos.
No descartan recurrir
a la toma de deuda.
150%
es la proyección de crecimiento para la producción que llega desde los no convencionales. Hoy representa el 28%.
El plan contempla el incremento anual del
5% de la producción global de la compañía. Hoy extrae 46% del crudo y el 42% del gas del país.

Origen: YPF invertirá U$S 20.000 millones en cinco años en Vaca Muerta